El clima lo enfría todo, hasta el entusiasmo, en Mendoza

Mendoza (Argentina), 19 jul (EFE).- Viento helado, dos grados centígrados, aguanieve por las noches: es el clima que parece reflejar el estado de ánimo en Mendoza, donde no prende la emoción por la segunda semifinal de la Copa América que disputarán mañana Paraguay y Venezuela en el estadio Malvinas Argentinas.Con Chile, que en las últimas semanas fue casi dueño de casa, y Brasil, el invitado esperado, fuera del torneo, esta ciudad que hasta el pasado domingo era puro bullicio y colorido, alentado por la 'Marea roja' chilena, ha vuelto a la rutina y sus habitantes se mantienen alejados del trascendental partido de mañana.Se une a eso el clima, que ha influido en la actitud de las selecciones semifinalistas, con un Paraguay decidido a permanecer lo máximo posible en Buenos Aires y Venezuela, concentrado en la preparación del encuentro y sin atender a la prensa.Los pocos periodistas que circulan entre el hotel de la concentración venezolana y el centro de prensa, algo alejado de la ciudad, se tienen que conformar con la falta de novedades, los comentarios sobre la otra semifinal que disputarán en La Plata uruguayos y peruanos, y la lucha contra el frío.Algunos mendocinos han llegado a desentenderse tanto del tema, aún más a partir de la eliminación de Argentina, que preguntan a los reporteros qué equipos juegan mañana en el emblemático estadio mendocino.Incluso, ante la eliminación de Chile, que había planeado seguir en la ciudad hasta la semifinal, se pueden ver anuncios de venta de entradas que, por lo menos hasta ahora, no tienen mayor demanda.Es que fueron los chilenos los que prácticamente las compraron todas y ahora muchos han vuelto a su país dejando en algunos comercios el encargo de que vendan las suyas, a la espera de recuperar, por lo menos, el dinero gastado.Visto esto, y la poca demanda, al parecer el Malvinas Argentinas y su aforo para 45.000 espectadores quedará grande, aunque todavía se espera que mañana arriben unos 3.000 hinchas, entre venezolanos y paraguayos, para seguir el crucial partido.Y aunque son los que más han sufrido el impacto de la partida de Chile, el comercio y el turismo todavía mantienen la esperanza de que los paraguayos lleguen a alentar a su selección y que los seguidores de la 'Vinotinto' se animen a celebrar una clasificación histórica, precisamente, en esta, la ciudad emblemática del vino argentino.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.