Sin fiarse, Alemania sale a repetir su espectáculo

JOHANNESBURGO ( AP). Aún se habla del debut de Alemania, definitivamente el mejor de los 32 en el Mundial.

Fue un 4-0 ante Australia que presentó formalmente en sociedad a Thomas Mueller, Mesut Oezil y Sami Khedira, un trío de nuevas figuras que le han imprimido a Alemania un estilo imprevisible de pases rápidos.

Los alemanes saldrán otra vez a escena el viernes al medirse en Port Elizabeth con una Serbia que ya tiene la soga en el cuello tras haber perdido 1-0 ante Ghana en su primer partido por el Grupo D.

También se jugará la segunda fecha del Grupo C, en el que Inglaterra pondrá toda la carne al asador en Ciudad del Cabo al enfrentar a Argelia. Eslovenia _el líder de la zona_ chocará con Estados Unidos en Johannesburgo.

Hay cierto apremio rondando en Inglaterra tras su empate 1-1 frente a los estadounidenses, un resultado que golpeó como una derrota misma, luego del fatídico error de su portero Robert Green al dejar entrar en su arco un remate poco peligroso de Clint Dempsey para establecer el empate.

Para Estados Unidos, el empate fue casi un negocio redondo para sus cuentas al valorar que ese era el resultado que había presupuestado de antemano, y que ahora tiene que tramitar a los dos rivales que en teoría son los más accesibles de su llave.

Pese a la contundente victoria y un caudal de elogios, el técnico alemán Joachim Loew ha tratado de ser cauto al advertir sobre el potencial de Serbia.

" Quedaron tocados por la derrota contra Ghana. Pero es un equipo muy sólido", declaró Loew. " Pueden dominar y dictar el patrón del partido. Ahora están obligados a ganar y esos los hace mucho más peligrosos".

Alemania podría dejar casi asegurado su pase a los octavos de final con un triunfo, quedando a la espera de lo que hagan Australia y Ghana al día siguiente en Rustenburgo.

Un factor de inquietud para el Alemania-Serbia será la condición de la cancha del estadio Nelson Mandela, donde no se pudo hacer el entrenamiento previo debido a tres días consecutivos de lluvia que la dejaron en mal estado.

Ambos partidos del Grupo C han adquirido visos de vida o muerte. Eslovenia lidera con tres puntos, con Inglaterra y Estados Unidos de escoltas con uno y Argelia en el fondo sin nada.

El fallo de Green no fue el único timbrazo de alerta en el equipo dirigido por el italiano Fabio Capello, puesto que Wayne Rooney pasó inadvertido en el ataque.

Rooney sabe que se encuentra en un pedestal muy alto y que marcar goles debe ser constante.

" Yo quisiera anotar, pero si no lo estoy haciendo no voy a parar de insistir", indicó el ariete de Manchester United. " Esto no me quita el sueño. Tenemos a otros en el equipo que también pueden marcar goles. Para que nos vaya bien, necesito jugar mejor y meter goles, pero no siento una presión adicional".

Lo curioso para la cita es que ingleses y argelinos podrían cambiar de arqueros. El de Argelia Fawzi Chaouchi midió mal el remate de Robert Koren que acabó en el gol de Eslovenia y el martes salió lesionado en un entrenamiento. Se comenta que Capello se debate con sacar a Green, con Joe Hart y David James en lista de espera.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.