Los futbolistas alemanes podrán comer durante el ramadán

BERLÍN ( AFP). Los jugadores musulmanes que jueguen en el campeonato de Alemania podrán comer durante el ramadán siempre y cuando sean profesionales, según una decisión conjunta de un grupo religioso y de las autoridades del fútbol del país, hecha pública este jueves.

Durante este período, que este año empieza el 11 de agosto, la tradición musulmana determina que los fieles deben observar un riguroso ayuno desde la salida hasta la puesta del sol, una actitud que puede ser incompatible con el estado de forma física que exige la profesión de futbolista.

La decisión, tomada conjuntamente por el Consejo Central de los Musulmanes en Alemania (ZMD) y las federaciónes de fútbol, es la consecuencia del incidente del año pasado, cuando el Francfort, un club de segunda división, había amonestado a tres de sus jugadores por haber observado ayuno.

El maliense Soumaila Coulibaly, el gambiano Pa Saikou Kujabi y el marroquí Oualid Mokhtari habían ayunado sin advertir a los responsables del club.

En su decisión, el ZMD, basándose en recomendaciones de la mezquita Al-Azhar de El Cairo y del Consejo Europeo de la Fatwa y la Investigación (ECFR), dictamina que los jugadores profesionales no están obligados a ayunar.

" El contrato entre un jugador y su club obliga a mantener un determinado nivel de resultados y cuando su trabajo, regido por este contrato y que constituye su única fuente de ingresos, le obliga a jugar durante el ramadán puede romper el ayuno", según la decisión de las autoridades egipcias.

El presidente del Francfort, Bernd Reisig, se mostró satisfecho con la decisión y dijo que permitirá a los jugadores profesionales " cumplir su trabajo de deportistas de alto nivel respetando al mismo tiempo sus convicciones religiosas".

Según el ZMD, los jugadores también pueden ayunar en otro momento del año, una vez finalizada la temporada de fútbol.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.