Las nuevas incorporaciones fueron la atracción en el entrenamiento de México

Houston (EEUU), 21 jun (EFE).- La incorporación de los tres nuevos jugadores que llegaron desde México para reforzar a la diezmada selección Tricolor, para el partido de semifinales de la undécima edición de la Copa Oro contra Honduras mañana, miércoles, fueron el gran centro de atención.Los jugadores Héctor Reynoso, Paul Aguilar y Hiram Mier se unieron al resto de los 17 jugadores que han llevado a México por sexta vez a las semifinales de la Copa Oro para defender el quinto título de campeones.Las nuevas incorporaciones llegaron a Houston y comenzaron a trabajar de inmediato en el entrenamiento que la Tricolor tenía programado para hoy, martes, en las instalaciones aledañas al Reliant Stadium, donde se va a disputar el partido.Los tres jugadores dijeron que habían llegado con la intención de demostrar al seleccionador de México, José Manuel 'Chepo' de la Torre, que están listos para salir al campo, si así lo desea o lo cree conveniente."Sabemos que estamos preparados para hacer el trabajo que nos pida", comentó Aguilar. "Lo mismo sucede con mis compañeros, todos estamos ansiosos por poder jugar".México se quedó después del partido inaugural de la undécima edición de la Copa Oro sin los jugadores Guillermo Ochoa, Franciso Rodriguez, Edgar Duenas, Antonio Nealson y Christian Bermudez, que fueron suspendidos y apartados del equipo tras haber dado positivo a la substancia prohibida Clembuterol en una prueba antidopaje.Otros dos jugadores sustitutos, Luis Michel y Marco Fabian, no pudieron estar con la primera selección al tener que viajar a Colombia para prepararse para la Copa América en la que México tiene previsto participar con el combinado nacional sub-23.La presencia de los tres nuevos jugadores no cambiará la alineación fija que 'Chepo' de la Torre ha venido utilizando en lo que va de torneo.Los tres jugadores sustitutos tendrán más oportunidades de estar con el equipo sub-23 para la Copa América que va a dirigir el entrenador Luis Fernando Tena.Por su parte, De la Torre reconoció que la llegada de los refuerzos son importantes porque cubren todas las situaciones que pueden darse en el partido de semifinales contra Honduras y si llegan a la gran final."Era algo que ya teníamos previsto y ahora sentimos mayor tranquilidad con su presencia", comentó De la Torre. "Son jugadores integrados dentro del equipo y pueden ayudarnos en cualquier momento".De la Torre también tuvo que enfrentarse a la picaresca de los periodistas mexicanos que se burlaron los controles establecidos por la delegación para que nadie tuviese acceso al entrenamiento que era a puerta cerrada.Sin embargo, varias de la preguntas que le hicieron a De la Torre hicieron una referencia concreta a lo sucedido durante el entrenamiento, como fue que el equipo de México practicó el lanzamiento de penaltis.De la Torre, después de mover varias veces la cabeza, dijo que se suponía que el entrenamiento era a puerta cerrada y por lo tanto alguien violó su privacidad."Pero bueno, si usted nos vio practicando los penaltis, no fue lo más correcto, pero lo hicimos por si puede ser necesario para definir el partido", agregó.Tanto el entrenador de México como los jugadores reiteraron que el partido contra Honduras no será nada fácil y debían estar preparados para cualquier situación que pueda darse.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.