Se paraliza fútbol uruguayo y amenaza con huelga

MONTEVIDEO (AP). La tercera fecha del torneo Clausura uruguayo que se disputaría entre el miércoles y el jueves fue suspendida por los jugadores en reclamo por las deudas de los clubes, y el gremio de futbolistas amenazó con decretar una huelga a partir del viernes.

Los futbolistas decidieron detener el campeonato en una asamblea realizada en las últimas horas del lunes.

Los dirigentes del sindicato de futbolistas dieron plazo hasta el viernes para que los clubes se pongan al día con los pagos o comenzarán una huelga por tiempo indefinido que puede afectar a los dos equipos que disputan la Copa Libertadores, Nacional y Defensor Sporting.

"No podemos dejar pasar esta situación", comentó Enrique Saravia, presidente de la llamada Mutual de Futbolistas.

"Queremos lo mejor para el fútbol. Es lamentable tomar una decisión de estas, pero te obligan las circunstancias. No se respetó a los colegas a los que se les debe (dinero) hace mucho tiempo. Siempre se espera a último momento para ponerse al día y algunos ni llegan a saldar todo lo que les deben", agregó.

El arranque del Clausura hace dos semanas se había visto complicado cuando las autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) decidieron marginar del torneo a Villa Española por tener deudas pendientes.

El Clausura comenzó luego de una difícil culminación del Apertura, que fue suspendido en octubre pasado por una serie de incidentes violentos. Nacional se proclamó campeón del Apertura.

El próximo partido de Nacional en la Libertadores es el 19 de marzo contra River Plate, y Defensor juega un día antes frente a Sao Paulo.

Fabián Pumar, un delegado del gremio de jugadores, dijo que "no tomamos medidas antes pensando en que íbamos a encontrar eco en los dirigentes (de los clubes). No fue así y tuvimos que tomar esta determinación. Tienen hasta el viernes para darle una solución a este problema".

Entre los casos más resonantes está una deuda de 160,000 dólares que Nacional tiene con Rubén da Silva por un reclamo de 2006, y otra deuda de Peñarol por unos 40,000 dólares al juvenil Darío Vera, que a poco de suscribir su contrato fue despedido por la institución, sin conocerse las razones.

Pero también hay muchos otros casos de futbolistas de instituciones de menor envergadura a los que les deben dinero.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida