En un lunes 'negro', Nadal salva a España en Pekín

PEKIN (AFP) - A pesar de haber sufrido para ganarle al italiano Potito Starace (6-2, 3-6 y 6-2), el nuevo número uno mundial, Rafael Nadal, mantuvo en alto el pabellón de la Armada española, que vio hundirse en un lunes 'negro' a tres de sus buques insignia en individuales del tenis olímpico.

David Ferrer (N.5), Tommy Robredo y Nicolás Almagro, contra todo pronóstico, quedaron fuera de la justa olímpica de individuales masculinos.

Ferrer, por su parte, perdió en dos sets, 7-6 (10-8), 6-2, ante el serbio Janko Tipsarevic.

"He hecho un partido malo, sin confianza. Y eso se ha visto reflejado en el resultado. El fue superior a mí en todo", reconoció el jugador oriundo de Jávea, de 26 años, que era uno de los créditos españoles para lograr una medalla en la justa que se disputa en el estadio Verde de la capital china.

En un partido previo, Robredo había caído derrotado por el italiano Andreas Seppi en un parejo partido que duró tres sets, por 6-4, 4-6 y 8-6.

"El resultado de ayer era irreal, porque tuve muchas chances de quebrarle el servicio y no lo hice, y él sí en su única oportunidad. Hoy le he vuelto a romper el servicio, pero he tenido un mal juego y él se ha recuperado", dijo el jugador de Hostalric, Cataluña, de 26 años.

Por su parte, Almagro, murciano, de casi 23 años, tuvo un rival de más fuste: el francés Gael Monfils, semifinalista en Roland Garros, con el que jugó un duro partido an tres sets, con resultado de 6-4, 3-6 y 6-3, en 1 hora y 55 minutos de juego.

De esta manera, España, a pesar de contar con un equipo de ensueño, ve en lo sucesivo sus esperanzas de oro olímpico en singles masculinos depositadas en su mejor raqueta: Nadal.

Ante Starace, en la primera manga todo parecía indicar que el balear, de 22 años, ganaría fácil, dado que siempre lo había derrotado en dos sets, en cuatro ocasiones anteriores.

Pero en la segunda manga, Starace se puso rápidamente en sólo 12 minutos 3-0 arriba con un 'break' en el segundo juego. Luego, ambos mantendrían su servicio para finalizar 6-3 a favor del italiano, que por momentos dio algunos golpes realmente magistrales.

En la tercera y decisiva manga del encuentro, que duró 2 horas y 14 minutos, cada uno mantuvo su servicio al comienzo, pero tras un parejo 2-2, el español se despegó al conseguir el 'break' y siguió expreso hacia la victoria.

"El 'break' fue un alivio. En el tenis, por la forma de contar (los puntos) no te puedes enfadar. Pero fue muy importante conseguirlo, fue medio partido", señaló 'Rafita'.

Ahora, en segunda ronda, Nadal enfrentará al australiano Lleyton Hewitt, que derrotó al sueco Jonas Bjorkman por 7-5, 7-6 (7/2) en casi dos horas de juego.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.