La AMA aprueba el Código 2015 con sanciones más duras

JOHANNESBURGO, (AFP) - La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) aprobó este viernes el Código Mundial 2015, que prevé sanciones más duras en caso de violación intencionada de las reglas por parte de los deportistas.

"Se acordó aprobar y apoyar por unanimidad el código", anunció el presidente saliente de la AMA, John Fahey, durante la conferencia mundial sobre el dopaje en Johanesburgo.

Esta tercera versión del código mundial, que se aplicará a partir del 1 de enero de 2015, incluye grandes cambios en la escala de las sanciones, pasando de dos a cuatro años la duración de la suspensión para primeras infracciones, a no ser que se pruebe que no había intencionalidad.

Si el primer código, que entró en vigor en 2004, instauró una sanción casi única de dos años por la primera infracción y una suspensión de por vida en caso de reincidencia, este baremo mostró ciertas dosis de injusticias al meter en el mismo saco a deportistas descubiertos por consumo de cánnabis y a atletas que recurrían al EPO para buscar mejores resultados.

El Código, revisado una primera vez en 2009, afinaba en cuanto a las sanciones teniendo en cuenta "circunstancias atenuantes" o "agravantes".

Con la versión 2015 se endurecen las sanciones, fijando en cuatro años la primera infracción.

Esa medida tendrá como efecto descartar a un condenado por dopaje de los siguientes Juegos Olímpicos.

El Comité Olímpico Internacional (COI) había instaurado en 2008 una regla que le permitía no dejar participar en los Juegos a los deportistas que habían purgado más de seis meses por dopaje.

Aunque luego tuvo que renunciar a esa regla para los Juegos de Londres en 2012 tras una decisión del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que juzgaba la medida como una doble pena y contraria al Código mundial de entonces, como decían los estadounidenses.

El atletismo emite reservas

La adopción del texto es la conclusión de dos años de consultas de los diferentes actores, de los gobiernos a las federaciones deportivas, pasando por los representantes de atletas.

Pero ello no ha impedido a algunas voces emitir reservas esta semana en Johannesburgo. El patinaje señaló que cuatro años de suspensión podía significar el fin de una carrera.

En el otro extremo está, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), para la que "cuatro años debe ser percibida como una pena mínima y no máxima", expresando su temor de que el castigo sea fácilmente reducido.

La IAAF estima que será suficiente a los atletas con convencer a las instancias antidopaje que no tenían la intención de doparse, sin aportar pruebas.

El atletismo teme que estas nuevas disposiciones "servirán solo para hacer los procesos más complicados y costosos en tiempo y dinero".

John Fahey defendió las medidas. "Es un código firme pero justo", declaró el antiguo ministro australiano, que pasará el relevo al próximo presidente de la AMA, el británico Craig Reedie, el 1 de enero.

El código 2015 incluye otras novedades. Permitirá a la AMA que se interese más por el entorno del deportista, como los médicos y los entrenadores, que incitan o ayudan a los deportistas a doparse.

También amplía el poder de la AMA, que podrá llevar ella misma las investigaciones en los países que cierran los ojos en los casos de presunto dopaje, cuando hasta ahora solo podía declarar que un país no aplicaba los principios del código.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida