Advertencia a Renault y expulsión para Briatore

PARÍS ( AFP). La escudería Renault F1 será expulsada definitivamente de la Fórmula 1 si vuelve a cometer una infracción grave en las dos próximas temporadas, informó este lunes en París el Consejo Mundial del Automóvil, al juzgar el caso de fraude en el Gran Premio de Singapur 2008.

Además, el ex director deportivo de la escudería francesa Flavio Briatore fue suspendido de por vida y su ingeniero jefe Pat Symonds durante cinco años, según anunció la entidad dependiente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

La escudería fue sancionada por haber hecho trampas al ordenar a su piloto el brasileño Nelsinho Piquet que provocara voluntariamente su propio accidente para facilitar la victoria de su compañero, el español Fernando Alonso, el 28 de septiembre de 2008 en Singapur.

Al término de las comparecencias del lunes en París, el Consejo Mundial decidió castigar a Briatore, que dejó Renault el pasado 16 de septiembre, con la sanción más dura.

En cambio Renault, que podría haber recibido un castigo igual de fuerte, sale airosa con un toque de atención que no le obliga a dejar inmediatamente la Fórmula 1, en la que está presente de uno u otro modo desde 1977.

" El Consejo Mundial considera que la falta merece una suspensión definitiva del campeonato del mundo de Fórmula 1", dice la FIA en un comunicado. Pero, teniendo en cuenta la aptitud positiva de Renault, " el Consejo Mundial no aplicará esa descalificación salvo que Renault cometa otra falta comparable" de aquí a finales de 2011.

Sin duda Renault debe su salvación a haberse separado rápidamente de Briatore, haber reconocido los hechos y haber colaborado en la investigación de la FIA.

Como estaba previsto, hoy lunes por la mañana comparecieron ante el Consejo Mundial Piquet y Alonso, así como el presidente de Renault F1, Bernard Rey.

Sin embargo, los dos principales protagonistas del caso destapado por Nelsinho Piquet en agosto pasado, el director de la escudería Flavio Briatore y el ingeniero jefe Pat Symonds, acusados de haber dado la orden a Piquet, no estaban presentes.

Como le prometió a cambio de su testimonio, la FIA garantizó la impunidad a Nelsinho Piquet, que se arrepintió de sus actos en Singapur y pidió disculpas, buscando una segunda oportunidad en la Fórmula 1.

" Lamento amargamente mis actos y haber seguido las órdenes que me dieron (en el GP de Singapur). Desearía no haberlo hecho", publicó Nelson Piquet Jr en Twitter.

" Me siento aliviado de que la investigación de la FIA haya concluido (...) Es mejor que se sepa la verdad y aceptar las consecuencias, y que nada parecido vuelva a suceder", afirmó el brasileño.

" En cuanto a Fernando Alonso", indicó la FIA, " el Consejo Mundial le agredece su cooperación en la investigación de la FIA" y "concluye que Alonso no tiene nada que ver con las violaciones del reglamento cometidas por Renault", admitiendo que el español no sabía nada del complot para que ganara.

El caso se remonta al 28 de septiembre de 2008 en Singapur, cuando el segundo piloto de la escudería, Nelsinho Piquet, provocó su propio accidente a petición de los dirigentes de su escudería.

Alonso, que largó 15º en Singapur, entró en boxes muy pronto, justo antes de que Nelsinho Piquet se empotrara contra un muro y la carrera tuviera que ser neutralizada. Detrás del 'safety car', Alonso adelantó después a todos los demás, que tuvieron que parar en boxes a su vez, y luego ganó la carrera.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.