Argentino Schwartzman busca regresar a los primeros planos

Hace apenas un año, el argentino Diego Schwartzman acarició la posibilidad de ser uno de los mejores 10 tenistas del mundo, pero el sueño se le esfumó. Doce meses después, parece ir recobrando la forma y el jueves afirmó que tratará de regresar a los primeros planos de la clasificación en la gira de la ATP.

Schwartzman fue 11mo del orbe el 11 de junio del año pasado, pero desde entonces su sitio en el escalafón mundial llegó a resbalar hasta el puesto 26 en marzo pasado, aunque después volvió al puesto 20 y actualmente es 23ro.

El argentino lució en gran forma en el Masters de Roma, donde perdió en semifinales ante Novak Djokovic, pero no pudo replicar el éxito en el segundo Grand Slam de la temporada y quedó eliminado de Roland Garros por su compatriota Leonardo Mayer en la segunda ronda. Ahora, el argentino de 26 años parece haber levantado cabeza rápido porque el jueves se instauró en los cuartos de final del torneo de Queen’s, donde luchará por el pase a las semifinales ante el ruso Daniil Medvedev.

"Luego de lo que fue Roland Garros me siento un poco mejor, tuve un momento en la primera etapa que se me complicó, pero lo que hice en el Masters de Roma y en el Madrid me hace sentir mejor y creo que estoy de vuelta en mi nivel", dijo Schwartzman el jueves a través de un correo electrónico a The Associated Press. "Ahora me siento mejor y ya de vuelta a mi nivel".

"Creo que a lo largo de la temporada he tenido momentos irregulares, me sentí bien en general salvo la primera parte de polvo de ladrillo. Luego del Masters de Madrid me sentí bien y ahora estoy contento esperando volver al top 15 todo el año", agregó Schwartzman, quien recientemente confirmó su participación para disputar el Abierto de Los Cabos, que se disputará en agosto próximo en México.

Después de Juan Martín del Potro (12), Schwartzman es actualmente el segundo tenista argentino mejor clasificado. Detrás de él están Guido Pella (24), Leonardo Mayer (48) y Juan Ignacio Londero (59).

Esos números podrían ser buenos para muchos países, pero no tanto para Argentina donde el tenis es uno de los deportes más populares y que en un momento de su historia tuvo a cuatro jugadores dentro de los mejores 10 y a 11 dentro de los mejores 25.

"Después de esa legión en la que tuvimos cuatro en el top 10 en un momento, y que fue la mejor, sólo nos quedó Juan Martín (del Potro) y ahora quizá yo quienes podemos aparecer dentro de los primeros 20. Por eso quizá ahora soy considerado un referente del tenis argentino, pero yo no lo tomo así, yo sólo trato de disfrutar lo que hago", agregó el 'Peque' Schwartzman.

De carácter afable y con apenas 1.70 metros de estatura, no sorprende que el tenista argentino sea uno de los favoritos de los aficionados, en especial de los niños que, durante los torneos de la gira y sobre todo en los de Latinoamérica, lo asedian buscando su firma.

"Es divertido, pero es una gran responsabilidad porque los chicos lo que ven en la cancha lo intentan imitar y yo lo tomo para bien, la verdad me cuesta verme como un referente, pero sé que pasa y lo debo de asumir", agregó el tenista, quien sabe que a su corta edad aún tiene cosas que mejorar.

"Siempre hay espacio para crecer y para mejorar y ojalá que lo pueda hacer", agregó Schwartzman. "Siento que no he alcanzado mi techo, sé que hay cosas que puedo hacer mejor en el futuro para crecer mi nivel".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida