Arreola se prepara para enfrentar a Klitschko

LOS ANGELES (AP). Si alguien duda todavía de la determinación de Cristóbal Arreola para convertirse en el primer boxeador méxico-estadounidense en coronarse en la división de los pesados, debe saber que el púgil ha dado un paso sin precedentes en su carrera invicta.

"Chris" Arreola ha comenzado a ejercitarse corriendo.

Como parte de la preparación para su contienda del 26 de septiembre con el ucraniano Vitali Klitschko en Los Angeles, Arreola lleva un programa de acondicionamiento físico de tres semanas, que incluye una carrera pedestre por las mañanas.

El correr es algo común para la mayoría de los boxeadores, pero representa todo un hito para este púgil robusto de 1,93 metros de estatura (6 pies, 4 pulgadas), nacido en Riverside, California, quien ascendió en el boxeo gracias a su musculatura y a su poderío con los puños, no a su condición física.

"Siempre he ganado o perdido en el gimnasio de boxeo, pero ahora sé que hay algo más", dijo ayer jueves Arreola, en una conferencia conjunta con Klitschko en el Staples Center. "Odio correr, pero tengo que hacerlo. Por ahora mi prioridad es el acondicionamiento físico, mis entrenamientos por la mañana, lo que como, la forma en que me comporto, todo es parte de un objetivo".

Arreola (27-0 con 24 nocauts) no es considerado favorito para ganar el título del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) frente a Klitschko (37-2 con 36 nocauts), quien tuvo declaraciones respetuosas para un rival 10 años más joven que él, en una conferencia de prensa bastante civilizada.

Sin una musculatura que parezca muy endurecida, y con un carácter más bien amable, Arreola ha generado dudas, entre quienes piensan que no tiene la dedicación para ceñirse el cinturón de monarca.

Su entrenador Henry Ramírez ha visto un cambio en el pupilo desde el mes pasado, cuando se pactó la contienda, luego que David Haye canceló los planes para enfrentar a Klitschko. Ramírez había sugerido que el boxeador corriera o trabajara con un especialista en acondicionamiento y fuerza física, en varias peleas anteriores, sin que Arreola accediera.

Ahora finalmente lo hizo. Se ha mostrado diligente respecto de las carreras matutinas, aunque resulta evidente su incomodidad.

"Ha sido algo divertido", dijo Ramírez con una sonrisa. "Hemos planteado esto en el pasado, pero Chris siempre dijo que no. Klitschko es el primer oponente que lo ha hecho sentir realmente que necesitaba estirarse y estar en su mejor condición".

Mientras que Klitschko llegó a la conferencia con una imagen de empresario europeo de 38 años y bien educado, que reside parte del año en Los Angeles, Arreola lució indudablemente como un boxeador. Debajo de su saco se veía una camiseta que tenía estampada la leyenda: "Soy el sueño méxico-estadounidense".

Arreola dijo que la posibilidad de hacer historia en el boxeo mexicano no le impresiona tanto como enfrentar a Klitschko, cuyos videos le han impactado.

"Vi su pelea contra Lennox Lewis (en el Staples Center en el 2003), y me pregunté: '¿Debo pelear contra él?'", recordó entre risas.

Para Klitschko, la pelea es también algo inusitado.

"Es mi primera pelea como un mexicano, y sé que todos los boxeadores mexicanos tienen un gran corazón", dijo Klitschko. "No sólo un gran corazón, sino un estupendo punch. Cada mañana voy al gimnasio y pienso en Chris Arreola. Pienso en la forma de vencerlo. Es algo interesante para mí".

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.