Ascenso y caída del púgil venezolano Edwin Valero

CARACAS ( AP). La vida de Edwin Valero siguió una trayectoria quizás demasiado familiar en el mundo de boxeo: salió de la pobreza extrema, alcanzó el estrellato con su demoledora pegada y sucumbió ante los demonios de la adicción para terminar asesinando a su esposa y suicidándose.

El púgil de 28 años, quien había reinado como campeón ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), se suicidó durante la madrugada del lunes en su celda tras ser detenido en la víspera por el presunto asesinato de su esposa.

Las muertes de ambos se produjeron semanas después de que su esposa Jennifer Carolina Viera fue recluida en un hospital de la ciudad suroccidental de Mérida tras presentar una fractura en una costilla que le laseró un pulmón, que según versiones de algunos medios locales, fue ocasionada por una golpiza que le propinó Valero.

Valero _que nació en una barriada pobre del poblado andino del Bolero Alto, estado Mérida el 3 de diciembre de 1981_ ostentaba una foja invicta en 27 combates, todos culminados por la vía rápida, que le valieron ser considerado entre los mejores boxeadores venezolanos de la historia.

Pero a la sombra de su rutilante carrera, Valero arrastraba un historial signando por la violencia doméstica, los abusos de alcohol y drogas desde temprana edad que solían ser minimizados por su grandeza sobre el cuadrilátero.

" Yo le pedí a las autoridades que no lo dejaran salir, necesitaba mucha ayuda, está muy mal de la cabeza, fuera de si; pero lo dejaron salir (en libertad)", dijo el lunes a la prensa el manager del boxeador, José Castillo, en referencia a una detención previa.

Valero era el tercero de ocho hermanos en un hogar roto, sumido en la pobreza, en donde eran frecuentes las disputas familiares y la confusión de roles, según sus allegados.

Sus problemas con el alcohol y las drogas también eran antiguos. Desde muy pequeño " vivía permanentemente en las calles, con malas juntas, no terminó la escuela, vendía frutas para ganar algo de plata y bebía caña (alcohol)", dijo a la prensa Mary Finol, madre de la joven asesinada, poco después del funeral de su hija.

" Sabíamos que se metía cocaína antes de los 12 años", indicó Finol. " Mi estrella (hija) nos contaba que no dormía, no comía, se drogaba todos los días y cada vez era más violento".

El venezolano Jorge Linares _ex campeón superpluma de la AMB y tercer aspirante del título que ostenta el japonés Takashi Uchiyama_ lamentó lo ocurrido por ser " un duro golpe para el deporte, para quienes lo apreciamos, para sus familias y todos los venezolanos".

" Lo importante es que aprendamos la lección: No se puede tapar el sol con un dedo, lo admirábamos como deportista, pero nunca hicimos nada para ayudarlo con sus vicios; pudimos comenzar con hacer público sus problemas y no tapar nada", expresó el también ex monarca del peso pluma del CMB.

Su carrera profesional estuvo en peligro de acabar antes de comenzar como consecuencia de un accidente vial.

El púgil tuvo un accidente grave de motocicleta en febrero de 2001, cuando sufrió una fractura de cráneo y que requirió una operación para remover un coágulo sanguíneo. Esto llevó a que no pasara un examen médico previo a una pelea en Nueva York y que fuera suspendido de manera indefinida de pelear en las principales plazas estadounidenses, con la excepción de Texas.

Sin embargo, posteriores problemas de visado, provocaron que en territorio estadounidense únicamente disputase un combate ante el colombiano Antonio Pitalúa, a quien derrotó por nocaut en el segundo asalto en Austin, Texas, en abril de 2009.

Valero no pudo obtener una visa a Estados Unidos por una acusación de manejar ebrio en Texas, aunque siempre ha dicho que se la negaron por su apoyo al presidente venezolano Hugo Chávez. El malogrado boxeador fue imagen de un programa gubernamental que buscaba masificar la práctica del boxeo en barriadas pobres del país y se le vio en números actos oficiales brindando su apoyo al gobernante.

Valero tenía tatuado en el pecho la imagen de Chávez, la cual se estampó luego que en un anterior combate le prohibieron subir al cuadrilátero con un pantaloncillo con una consigna que fue catalogada de proselitista.

Desde el 2008, el nombre de Valero se asoció repetidamente en hechos de violencia doméstica, los cuales fueron reseñados por la prensa y desmentidos por el púgil y sus allegados. Con excepción de los dos últimos, la mayoría fueron dejados en el olvido por las autoridades.

" Todos mirábamos a un lado para no admitir lo que pasaba", incluyendo las autoridades que " fueron muy permisivos con él y por eso ahora estamos en medio de esta tragedia", indicó Castillo.

En septiembre de 2009, Valero desmintió versiones periodísticas que aseguraban que estuvo arrestado por cargos de violencia doméstica en contra de su madre y hermana.

La policía en el poblado de El Vigía _donde Valero se crió_ nunca quiso confirmar ni negar el reporte de prensa, bajo el argumento de que no está autorizada a tocar el tema con los medios de comunicación.

De acuerdo a la prensa, el púgil venezolano habría sido arrestado entonces después que un vecino llamó a los servicios de emergencia y denunció a las autoridades que el boxeador le había pegado a su madre y a una hermana durante una disputa familiar.

El púgil repetidamente se quejó de la que catalogaba como una " campaña de desprestigio" por parte de un sector de la prensa venezolana que no " me perdona" su simpatía por Chávez.

En abril de 2009, bajo circunstancias nunca aclaradas por los cuerpos policiales, Viera ingresó a un hospital de El Vigía con una herida de bala en la pierna izquierda. Supuestamente recibió un disparo al frente de su casa, efectuado por un desconocido motorizado.

En marzo de 2010, Valero fue acusado por la fiscalía por los delitos de acoso y hostigamiento contra su esposa, además de amenaza laboral hacia una médico y una enfermera y resistencia a la autoridad por reñir con unos policías, expresó la abogada del púgil Milda Mora.

La acusación de violencia doméstica se produjo después que su esposa fue hospitalizada con fractura de costillas. Durante la hospitalización de Viera, Valero tuvo el altercado con el personal médico.

A raíz de estos incidentes, Valero fue internado en un hospital de Mérida para un tratamiento de desintoxicación, donde tenía previsto permanecer nueve días. Valero salió en libertad provisional el 7 de abril después que dos personas cercanas al púgil pagaron una millonaria fianza.

Un tribunal local posteriormente decidió que hiciese frente al proceso judicial en libertad condicional. El juez que lleva el caso acordó que el púgil se presentase cada 90 días en el tribunal y avisara a las autoridades si tenía previsto salir del país.

El 18 de abril, una noticia conmocionó a Venezuela: El cuerpo inerte de Viera fue localizado en un hotel de la ciudad central de Valencia, a unos 155 kilómetros de Caracas.

La pareja se encontraba en un hotel, en donde se alojaron después de burlar la custodia policial que le fue asignada al boxeador " para evitar cualquier" incidente, dijo Mora a la AP.

" Les dijo (a los policías) que iba un momentico hasta el pueblo (El Vigía), que ya venía y se perdió, no se supo de él hasta ayer en la madrugada que se supo que él había matado a la esposa", agregó.

Desde muy temprana Valero edad mostró dotes para el boxeo, disciplina que practicó en sus tiempos libres desde los 12 años.

Como boxeador aficionado tuvo un registro de 86 victorias _57 de ellas por nocaut_ y seis derrotas, según el propio Valero, antes de dar el salto al profesionalismo en 2001.

Sus primeros 18 combates en el boxeo rentado los ganó por nocaut en el primer round, dejando atrás el anterior registro de 16 que databa de 1905 y que impuso el estadounidense Young Otto en 1905. La seguidilla culminó el 25 de marzo de 2006, cuando el mexicano Genaro Tranzacos se las arregló para no sucumbir ante su demoledora pegada. El combate finalizó en el segundo round.

En su laureada carrera destaca la pelea con al panameño Vicente Mosquera, a quien el 5 de agosto de 2006 le arrebató el cetro superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), al noquearlo en el décimo asalto. En el 2008, luego de cuatro exitosas defensas, renunció para subir de categoría.

El 4 de abril de 2009, Valero se alzó con el título vacante del peso ligero del CMB al vencer a Antonio Pitalúa.

El presidente del CMB José Sulaimán dijo a la AP desde México que Valero renunció recientemente a su cetro, ya que quería volver a subir de división, por lo que el organismo declaró su condición de campeón "en receso", un aval para facilitar un pronto combate por el título.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.