Clottey ignorará distracciones frente a Cotto

NUEVA YORK ( AP). Joshua Clottey entrará el sábado a un Madison Square Garden lleno a reventar, justo a unos kilómetros de donde vive el ghanés en el Bronx, y es casi seguro que será abucheado.

Será la víspera del desfile anual del Día Puertorriqueño, y miles de aficionados con banderas de la isla caribeña habrán llegado para ver al adorado campeón welter boricua Miguel Cotto defender su título de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Clottey, un ex campeón, insiste en que no los escuchará.

" Créanme, cuando subo al cuadrilátero soy un tipo muy, muy sordo", afirmó. " Lo único que hago es que veo gente, pero no oigo lo que hablan. Esto es un negocio, estamos en el ring. El está golpeando mi cuerpo y mi cabeza... no tengo tiempo para eso (escuchar los gritos)".

La presencia de Cotto es la razón principal de que incluso los boletos de los asientos más baratos se vendan en el Garden. La cadena televisiva HBO espera una enorme audiencia, e incluso astros de otros deportes como el jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán de los Mets de Nueva York están intentando asegurar un boleto.

" Me la paso escuchando que el boxeo está muerto, que el boxeo se está muriendo... siempre he sido incrédulo (ante esas afirmaciones), porque no sé de qué están hablando", dijo Bob Arum, director de la empresa promotora Top Rank. " Simplemente vean esto".

Top Rank ha convertido el fin de semana del Día Puertorriqueño en una fecha para lucir a Cotto, y el popular boxeador lo ha aceptado de buena gana al igual que sus seguidores.

Su primera pelea en la llamada Meca del boxeo, cuando Cotto (33-1, 27 nocauts) apenas empezaba a labrarse una reputación, fue un nocaut a Mohamad Abdulaev. Ha seguido adelante con palizas a los púgiles Paul Malignaggi y Zab Judah, ambos residentes de Brooklyn, ante multitudes delirantes que acuden en masa al Garden para ver a su héroe a veces sólo una vez al año.

Nunca antes les ha quedado mal, y su única caída fue una controversial derrota ante el mexicano Antonio Margarito hace casi un año en Las Vegas. Cotto no tiene pensado perder ante otro retador.

"¿Joshua Clottey? Me he preparado para cualquier cosa que pueda traer consigo esa noche", afirmó Cotto el miércoles en la última conferencia de prensa previa a la pelea. " La cuestión es, ¿está preparado para el Miguel Cotto que va a subir al ring?"

Aunque el astro puertorriqueño es bien conocido, Clottey es casi un enigma.

Nacido en Accra, la capital y la ciudad más populosa de Ghana, en Africa Occidental, Clottey comenzó a pelear en pequeños espectáculos en Africa. Captó la atención del promotor Panos Eliades, que también promovió a Lennox Lewis, y Clottey terminó peleando en Europa durante varios años.

A la larga se abrió camino a Nueva York, donde se estableció en el Bronx.

Considerado pesado para un welter, a Cottley (35-2, 20 nocauts) no le llevó mucho tiempo subir a un cuadrilátero con Margarito. El ghanés iba ganando esa pelea por el título en diciembre del 2006 hasta que se rompió la mano en el cuarto round, y aunque siguió adelante, Margarito le propinó su primera derrota en casi siete años.

Pasaron varios meses hasta que la mano sanó. Entonces Clottey regresó a los cuadriláteros para superar al ex campeón ligero Diego Corrales, a partir de lo cual comenzó otra impresionante serie de victorias frente al boricua Félix Flores, el anteriormente invicto Shamone Alvarez, el mexicano José Luis Cruz y Judah.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida