Contador ya no es jefe

Alberto Contador ya no es el jefe de filas del Tinkoff en el Tour de Francia. Al menos, no el único. Las heridas provocadas por las caídas de los dos primeros días de carrera le han llevado a perder 3.12 sobre el británico Chris Froome y la confianza del equipo.

El propio ciclista lo admitió al término de la octava etapa, en la que cruzó la meta con un retraso de 1.41 segundos con respecto al ganador de la pasada edición y nuevo maillot amarillo.

Contador admitió lo que ya se había podido ver en carrera: pese a que el español no aguantaba el ritmo de los mejores en las rampas del Peyresourde, el checo Roman Kreuziger no paraba a esperarle y seguía en el grupo de los mejores.

Su habitual escudero es ahora el ciclista del Tinkoff mejor colocado en la general, quinto a 13 segundos de Froome, y el propio Contador reconoció a su director, Steven de Jongh, que no está al cien por ciento y que ve difícil su recuperación para los Alpes.

"Ayer y hoy tomamos la decisión de que Kreuziger disputara también la general, sin miramientos", reconocía Contador en la meta de Bagnères-de-Luchon.

El gemelo de su pierna izquierda le impide pedalear al ritmo de los mejores y le ha hecho perder tiempo cada vez que ha habido pelea entre los gallos del pelotón.

Se dejó 48 segundos en la pequeña cota de tercera categoría que culminaba la segunda etapa en Cherburgo, cuando sufrió su segunda caída y cuando los favoritos aceleraron en busca de la victoria que, finalmente acabó llevándose Peter Sagan.

Tres días más tarde, en el primer contacto con la media montaña en el Macizo Central, con meta en Le Lioran, también de tercera categoría, se dejó otros 33 segundos tras un acelerón del francés Romain Bardet al que respondieron todos los grandes. Menos él.

Hoy volvió a quedarse descartado de la pelea de los mejores cuando el Sky y el Movistar aceleraron el ritmo. Y nadie se quedó a esperarle.

Contador descartó que se vaya a retirar. No está en su naturaleza. "Me gustaría recordar la última vez que he abandonado. No lo barajo", indicó.

Pero reconoció que tiene que buscar otros horizontes. El ganador de las ediciones de 2007 y 2009 sigue en la enfermería, una recuperación que se hace a altas velocidades y en puertos muy duros.

"Vienen días complicados y va pesando el cansancio. Tengo que intentar pasar los días lo que mejor que pueda y analizar las cosas en la jornada de descanso", señaló.

"Mi cuerpo necesita descanso, reponerse. Es una pena que tantos meses preparando esta carrera, a la que llegué con buenas sensaciones. Pero hemos empezado con mal pie la carrera, el ciclismo es así y esta vez me ha tocado a mi", indicó.

El español no ha tenido nunca un auténtico equipo que le respalde, pero a partir de ahora caerá la unidad de fachada que trataba de anteponer la formación rusa, en pleno proceso de descomposición después de que el multimillonario Oleg Tinkoff afirmara que no seguirá en el pelotón el año próximo.

Kreuziger aparece ahora como su mejor baza en la general. El polaco Rafal Majka, que por la mañana ya desvelaba que el Tinkoff tiene dos jefes de filas, tiene carta blanca para pelear por etapas -hoy estuvo escapado buena parte de la jornada- y por el maillot de puntos rojos de rey de la montaña, que se enfundó en Bagnères-de-Luchon y que ya lució en París en 2014.

El eslovaco Peter Sagan es el tercero en discordia, con su guerra propia en los "sprint" y por conseguir un quinto maillot verde de la regularidad consecutivo.

Demasiados frentes para un equipo que ha desparramado sus esfuerzos y en el que Contador tendrá difícil encontrar un hueco.

Una situación que abona el rumor de su inminente llegada al Trek la próxima temporada, que según algunos medios puede hacerse oficial el próximo lunes durante la primera jornada de descanso del Tour. En ese equipo, Contador volvería a encontrarse con Alain Gallopin, el director que tuvo ya en el Discovery y con quien ganó los dos Tours de Francia que tiene en sus vitrinas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida