Cotto y Calderón retienen sus títulos

NUEVA YORK (AP) — Miguel Cotto dio a sus miles de aficionados exactamente lo que esperaban en la víspera del desfile del día nacional de Puerto Rico.

Sobreponiéndose a una cortada temprana por un choque accidental de cabezas y a varios asaltos brutales contra el ghanés Joshua Clottey, el popular Cotto logró la noche del sábado una decisión dividida en el lleno Madison Square Garden para retener su título welter de la Organización Mundial de Boxeo.

Con sangre en el rostro desde el tercer episodio, el orgullo de Caguas y los casi 800.000 neoyorquinos con ascendencia en la Isla del Encanto alzaron sus brazos al final de una pelea cerrada que dejó a ambos contendientes maltratados.

El referí Don Trella anotó una tarjeta de 116-111 y el juez John McKaie de 115-112, ambas a favor de Cotto, mientras que el juez Tom Miller anotó 114-113 para Clottey. La AP anotó 116-112 a favor de Cotto.

"El corte me hizo pelear más duro", comentó Cotto, "pero sentí que estuve ganando todo el tiempo", señaló.

Clottey estaba tan devastado por la derrota tan cerrada que gritó luego de la decisión, "¡Oh no!; esto no puede suceder". Luego fue hacia el promotor Bob Arum, de Top Rank, y le dijo "se acabó, renuncio. Terminé con el boxeo; ya n o lo soporto", agregó.

Arum le respondió que había realizado "una pelea magnífica y tenía que continuar".

En el combate previo, el también puertorriqueño Iván Calderón retuvo su título minimosca de la OMB luego de que un choque accidental de cabezas en el que resultó cortado forzó la detención del combate contra el filipino Rodel Mayol y los jueces decretaron un empate.

Realizando su cuarta defensa del título de las 108 libras (48.988 kg), Calderón (32-0-1) pasó los primeros asaltos bailando alrededor de Mayol, contento de realizar el mismo estilo táctico que lo ha convertido en uno de los mejores pugilistas kilo por kilo.

Luego, en el cuarto round, los dos combatientes golpearon sus cabezas abriéndose una herida en la frente de Calderón.

"Estaba entrando lentamente y me agache", comentó Calderón, "y fue entonces cuando recibí el golpe".

La cortada empeoró en el quinto episodio cuando las cabezas de ambos pugilistas chocaron nuevamente y comenzó a brotar sangre de la frente del campeón, mientras que Mayol (25-3-1) lucía como si nada le hubieran ocasionado los impactos.

El árbitro detuvo la contienda para revisar la cortada de Calderón, permitió que continuara la pelea y momentos después consultó al médico del cuadrilátero.

"La sangre comenzó a caer", dijo Calderón. "El referí me dijo que quizá tendría que detener el combate y yo le respondí, 'esa es su decisión'. Fui golpeado dos veces en la cabeza. Cada vez que él entraba lo hacía agachado y me golpeó en la cabeza", señaló.

El combate fue detenido en el sexto episodio y se recurrió a las votaciones de los jueces.

El juez Tony Palillo anotó 58-56 a favor de Calderón, y Tom Schreck 58-56 a favor de Mayol; el juez Steve Weisfeld anotó un empate a 57-57. Weisfeld dio el último asalto a Calderón, permitiéndole retener su título.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.