Danny López y otros al Salón de la Fama del boxeo

ETIQUETAS

CANASTOTA, Nueva York (AP). Danny "Little Red" López será recordado siempre por una pelea, aunque su victoria sobre Davey Kotey hace más de tres décadas no ocupa el primer lugar en sus recuerdos favoritos.

¿Su mejor recuerdo sobre el cuadrilátero? Fue su pelea contra Rubén Olivares en 1975.

"El estaba retrocediendo, me golpeó y me derribó", dijo López. "Yo me estaba levantando y él pensó que yo estaba sentido. Vino a noquearme y le conecté un recto de derecha".

En sus diez años como boxeador en el peso pluma, López utilizó esa derecha contundente para hilvanar una foja de 42-6 con 39 nocauts, cifras que le han valido un lugar en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

López, de 57 años, encabeza el lote de 13 pugilistas que serán incorporados el domingo. Entre los otros homenajeados vivos elegidos por votación de la Asociación de Cronistas de Boxeo, se encuentran el campeón minimosca Jung-Koo Chang, primer boxeador surcoreano que entra en el Salón de la Fama; el apoderado Shelly Finkel, el árbitro y comisionado Larry Hazzard, el promotor alemán Wilfried Sauerland, el programador de boxeo Bruce Trampler y el cronista de boxeo de la Associated Press Ed Schuyler Jr.

Los fallecidos que entran al Salón son el semipesado Lloyd Marshall; el campeón pluma Young Corbett II, el monarca ligero Rocky Kansas, el aspirante pesado Billy Miske, el cronista televisivo Howard Cosell, y Paddington Tom Jones.

López siguió los pasos de su hermano Ernie cuando aprendió a boxear a los 16 años, después se hizo profesional en 1971 y empezó su carrera con 21 nocauts consecutivos.

Si López no considera su victoria sobre Kotey en 1976 como su mejor momento en el ring probablemente se debe a que no ganó por nocaut. Fue memorable de todos modos debido a que venció al campeón pluma del CMB en la patria de éste en Ghana ante 122.000 espectadores _en ese entonces el público más numeroso en la historia del deporte_ y la pelea recién empezó casi con cinco horas de retraso.

Pese a tener diarrea, López ganó el título por decisión a 15 asaltos.

Después hizo ocho defensas exitosas del título, incluso un nocaut en seis asaltos a Kotey y un nocaut técnico en 15 asaltos a Mike Ayala en 1979.

Después de ser noqueado en nueve asaltos por Bobby Chacón el 24 de mayo de 1974, López regresó con triunfos sobre Chucho Castillo, Olivares, Sean O'Grady y Art Hafey antes de medirse con Kotey por el campeonato pluma del CMB.

Después que Salvador Sánchez lo noqueó dos veces, López se retiró, aunque peleó una vez más.

Schuyler cubrió más de 300 peleas de campeonato para AP y calcula que ha presenciado unas 6,000 peleas.

Entre sus favoritas se encuentran la primera y tercera pelea Muhammad Ali-Joe Frazier, la de Ali con George Foreman en Africa, Sugar Ray Leonard-Thomas Hearns, Marvelous Marvin Hagler-Roberto Durán, y las finales del boxeo olímpico en 1976 en Montreal, donde Estados Unidos ganó cinco medallas de oro y venció tres veces a los cubanos.

"Es agradable saber que voy a estar en el Salón con tantos de los boxeadores a los que cubrí, boxeadores que hicieron grande al deporte", comentó Schuyler.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.