Ecclestone deja de ser optimista sobre la situación en Bahrein

Redacción deportes (EFE). El patrón de la Fórmula Uno, el británico Bernie Ecclestone, que por la mañana se mostró "un poco más optimista que ayer" respecto a la posibilidad de recuperar la actividad en Bahrein, dejó de ser optimista por la tarde tras los últimos acontecimientos en ese país

El mes que viene Bahrein debe albergar los últimos entrenamientos de la pretemporada de la Fórmula Uno (3-5 de marzo) y la primera prueba puntuable para el Mundial (13 de marzo).

Si por la mañana, en declaraciones a la BBC, Ecclestone aseguró que sus representantes en Bahrein le están asegurando "que las cosas están mejorando", que la situación "está más tranquila" y que ya no hay tantos problemas, por la tarde, en la misma cadena británica, reconoció que los últimos enfrentamientos en Manama han vuelto a agravar la situación.

"Tenemos que esperar a ver lo que pasa durante el fin de semana. No sé exactamente lo que ha pasado esta tarde (en Bahrein) porque he estado viajando, pero según me han dicho (la situació) es bastante diferente", dijo Ecclestone a la BBC.

Al menos una persona murió hoy y varias decenas resultaron heridas por los disparos del Ejército contra un grupo de medio millar de manifestantes, en las cercanías de la plaza de Lulu, en el centro de Manama, la capital de Bahrein, informaron fuentes médicas.

En declaraciones a Efe las fuentes agregaron que otra persona se encuentra en estado muy grave en el hospital de Al Salmaniya.

Miles de personas continúan las protestas contra el régimen de Bahréin que comenzaron el pasado día 14.

Tras los disparos de los soldados, que bloquean la plaza desde el jueves, la Policía cargó contra los participantes en la protesta con pelotas de goma y gases lacrimógenos.

La gente se ha refugiado en el cercano hospital de Salmaniya, y continúan desde allí exigiendo reformas y condenando la actuación de los militares y la policía.

El jueves, la policía desalojó a la fuerza la céntrica plaza Lulu, donde durante dos noches miles de manifestantes se concentraron para exigir reformas políticas y económicas.

Desde el comienzo de las manifestaciones, al menos siete personas han muerto, cuatro de ellas el jueves durante el desalojo de la plaza.

El Ejército anunció ayer que su despliegue en las calles de la capital tenía como objetivo preservar la paz social y la seguridad de los ciudadanos y residentes en el país.

Manama ha sido también hoy testigo de multitudinarias marchas a favor y en contra del régimen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.