Ex entrenador demanda a Miguel Cotto

SAN JUAN (AP). El entrenador de boxeo Evangelista Cotto demandó a su sobrino y ex pupilo Miguel Cotto por 7,5 millones de dólares por agresión, incumplimiento de contrato y cobro de dinero.

Bryan Pérez, asesor del campeón mundial welter de la Organización Mundial de Boxeo, dijo hoy viernes a la AP que Cotto no hará declaraciones por el momento hasta que sus abogados estudien a fondo la demanda.

"Esta ha sido una situación sumamente difícil para mí y para mi familia. Son muchos años de compromiso y afecto. Tener que aceptar que una persona tan cercana a uno, por tantos años, actúe de esa manera... uno se siente que el esfuerzo y trabajo de tantos años no ha sido agradecido. Yo no le deseo esto a nadie", expresó en un comunicado Evangelista Cotto.

"Se han dicho muchas cosas sobre el incidente del 7 de abril y sobre mi persona que no son ciertas. Mi deseo es que este proceso permita que se pueda hacer justicia", agregó el entrenador.

Según el documento de la demanda, Evangelista Cotto reclama 500 mil dólares por los daños sufridos en la agresión del 7 de abril, cuando Cotto lo golpeó durante una discusión en un gimnasio; y 4,565,500 dólares correspondiente al 23% de los ingresos generados por el púgil a partir del 11 de abril de 2004, fecha en que se proclamó campeón por primera vez.

Pide otros 750 mil dólares por concepto de endosos y promociones, y 1,5 millones por ingresos recibidos por derechos de transmisión televisiva desde el 2001 al presente.

"La presente demanda se basa en el incumplimiento, por parte de Miguel Angel Cotto, sus agentes y/o corporaciones, de sus obligaciones contractuales ante el señor Evangelista Cotto", establece la petición legal.

"Además, la demanda se basa en los actos culposos e intencionales de Miguel Angel Cotto ocurridos en Caguas, Puerto Rico, el 7 de abril de 2009, día en que el boxeador Miguel Angel Cotto agredió brutalmente a su tío Evangelista Cotto, causándoles serios daños y perjuicios", lee el documento.

De acuerdo con la policía, el día del incidente el boxeador entregó a su tío un plan de entrenamiento con el cual el entrenador no estuvo de acuerdo, lo que dio paso a una discusión que desembocó en golpes.

Personas presentes en el gimnasio lograron separarlos, pero más tarde el entrenador llegó hasta un apartamento del boxeador y arrojó un bloque de cemento contra el vehículo de su sobrino, un Jaguar último modelo, rompiéndole el cristal del lado derecho.

El mismo día del incidente, el boxeador lo despidió como entrenador.

Cotto y su entrenador habían mantenido desde hace un par de años una relación tensa por varias discrepancias, aunque ambos lo habían negado constantemente ante la prensa.

La demanda fue presentada en el Tribunal de Primera Instancia de Caguas, ciudad natal de los Cotto.

Cotto ganó su más reciente pelea en el Madison Square Garden contra Joshua Clottey, y se gesta un posible combate antes de fin de año contra el filipino Manny Pacquiao.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida