Gatti es recordado como un peleador de gran corazón

MONTREAL (AP). Arturo Gatti fue recordado ayer lunes como una persona de gran corazón y un boxeador estelar al efectuarse su funeral, en el que los dolientes prorrumpieron en aplausos cuando su madre recibió el cinturón de campeonato del Consejo Mundial de Boxeo.

Más de 1,000 personas llenaron la iglesia Notre Dame de la Defense en el corazón de la comunidad italiana de Montreal para rendir respeto al púgil de 37 años, el cual fue encontrado sin vida el 11 de julio en un centro vacacional brasileño.

"El tenía la misma personalidad cuando estaba boxeando en el cuadrilátero, y en su vida dio su máximo esfuerzo", dijo el promotor canadiense de boxeo y ex entrenador nacional de pugilismo Yvon Michel, quien conocía a Gatti desde hace 30 años.

La esposa de Gatti, Amanda Rodrigues, está encarcelada en Brasil como principal sospechosa de la muerte. La policía la acusa de haber estrangulado a Gatti con la correa de su bolso mientras dormía después de una borrachera, pero no se han presentado cargos formales.

Un reporte de autopsia difundido la semana pasada en Brasil indica que Gatti murió por asfixia luego que su cuerpo fue "suspendido y colgado", lo que abre la posibilidad de que pudiera haberse suicidado, dijeron las autoridades.

"Nadie cree en absoluto que exista incluso un uno por ciento de probabilidad de un suicidio. El vivía la vida al máximo", dijo Ivano Scarpa, un amigo cercano de la familia que habló durante el funeral.

Gatti vivía en Montreal con su esposa y familia. Scarpa señaló que familiares y amigos sospechan de Rodrigues, ya que según han indicado la pareja tenía una relación turbulenta.

Gatti se retiró en el 2007 con marca de 40-9 y dos títulos mundiales en su carrera profesional de 16 años.

"Nunca supimos que se convertiría en un boxeador tan grandioso. Me alegró siempre ver su éxito, verlo caminar en el gimnasio como un chiquillo y convertirse en un gran hombre", dijo en una carta el ex campeón mundial de peso completo Mike Tyson. La carta fue enviada a la familia de Gatti y leída por Mario Costa, amigo de ésta.

Cuando su madre, Ida Gatti, recibió el cinturón de campeonato póstumo en honor del boxeador, los asistentes se pusieron de pie y aplaudieron.

"Pienso que no veremos a otro peleador como éste", comentó el entrenador de boxeo Howard Grant. "Uno tiene que remontarse a los viejos tiempos, a los de Rocky Graziano o Jake La Motta", agregó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida