Hamilton, en posición de ganar Gran Premio de China

Shanghai, China (AFP) - El británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) está en posición de ganar el título de campeón del mundo de Fórmula 1 el domingo en el Gran Premio de China en Shanghai, lo que consagraría a un piloto cada vez menos apreciado en el paddock.

Llegado a la Fórmula 1 el año pasado, Hamilton, el primer piloto negro de la historia, era una especie de yerno ideal, educado, sonriente y además excelente en la pista.

Las primeras nubes llegaron a mitad de temporada, cuando la lucha por el título se intensificó con su compañero de entonces, Fernando Alonso. Comenzaba a asomar un piloto seguro de sí mismo, a veces demasiado.

Poco a poco, su seguridad y su confianza comenzaron a enturbiar la imagen del personaje. Nacieron algunos rencores, reforzados por maniobras en pista a veces muy osadas o poco elegantes.

El británico, que sigue siendo muy accesible para sus seguidores, conservaba una buena cuota de popularidad. Pero esta temporada las cosas no han mejorado y se alcanzó el punto culminante este fin de semana, cuando, por segunda vez en dos años, Hamilton llega a China en posición de ganar el título.

Hace unas semanas, en el Gran Premio de Italia en Monza, Robert Kubica (BMW Sauber) fue el primero en señalar que el comportamiento de Hamilton en pista era a veces demasiado peligroso.

Una opinión que comparten varios pilotos. El tema fue centro de las conversaciones en Shanghai, más aún cuando Alonso, que no guarda una buena relación con el británico después de todos los incidentes del año pasado, no se escondió afirmando que estaría contento de ver a Felipe Massa (Ferrari) ganar el título.

"Sé que algunos han hecho ciertos comentarios, pero no me importa, todo el mundo tiene derecho a opinar", reaccionó Hamilton. "Pero si he llegado hasta aquí y estoy en cabeza del campeonato es gracias a mi forma de pilotar. Pero yo no arremeto contra los otros autos, quizás ellos no deberían ser tan agresivos en sus comentarios".

No es la primera vez que un candidato al título es criticado y el británico lo sabe: "Si yo estuviera en un Force India nadie se preocuparía de mí".

La mayoría de sus adversarios considera que a Hamilton se le ha subido el éxito a la cabeza y ya no tiene apoyos entre los pilotos, donde sólo Nico Rosberg (BMW Sauber) y Adrian Sutil (Force India) siguen siendo sus amigos.

Incluso los periodistas británicos, siempre prontos a apoyarle, comienzan a cansarse de sus cambios de humor: "Cuando todo va bien está disponible, pero después de una mala carrera, como la semana pasada en Fuji, desaparece y no habla", lamenta un reportero inglés.

Su principal rival por el título, Felipe Massa (Ferrari), siente no obstante "mucho respeto" por su rival. "Todo el mundo le conoce, es un excelente piloto aunque a veces tiene demasiada confianza".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida