Hombres y mujeres miden fuerzas en Inglaterra