De La Hoya comienza su gira de despedida

LOS ANGELES (AP). Oscar De La Hoya no ha peleado mucho en años recientes y tampoco puede pasar todo el día metido en la oficina. Así que ha tenido mucho tiempo para planificar un futuro que no contemple el riesgo de ser golpeado en el rostro.

En su casa en Puerto Rico, habló sobre el retiro con su esposa boricua, quien desde hace tiempo quiere que De La Hoya abandonde el cuadrilátero. Su padre está incluso más ansioso de que se retire, algo que piensa que su hijo debió hacer después de vencer a Fernando Vargas hace casi seis años.

"Yo soy el testarudo", dijo De La Hoya. "Creo que todavía puedo hacer esto, y eso me hace querer seguir haciéndolo".

A los 35 años, el hijo de mexicanos sabe que no le queda mucho tiempo, siempre y cuando siga con un plan que diseñó para decirle adiós a una carrera que lo convirtió en el púgil más rico de su generación.

Pero De La Hoya insiste en que los aficionados lo verán pelear por última vez este año en una serie de tres peleas que comienza el sábado contra Steve Forbes.

"Es la decisión más difícil que he tenido que tomar, convencerme a mi mismo para prepararme para el retiro", dijo De La Hoya. "Me tomó mucho tiempo, pero ya estoy listo".

De La Hoya no tiene que preocuparse por el dinero, ya que posee una abultada cuenta de banco, una torre de oficinas en Los Angeles y una exitosa empresa promotora de boxeo. También es dueño de periódicos en español, de la revista Ring y de acciones del equipo de fútbol Dynamo de Houston de la MLS.

Además ganará al menos 50 millones de dólares este año, la mayoría en una pelea en septiembre contra Floyd Mayweather Jr. que será la revancha del combate más lucrativo en la historia.

Pero ni siquiera todo ese dinero apaciguará por completo el dolor de decirle adiós a un deporte que ha sido su vida desde la niñez.

"Voy a estar muy triste cuando me retire", dijo De La Hoya. "Pero tengo 35 años y ees hora de irme. Nada va a convencerme a volver (a pelear), nada".

La estrategia de retiro de De La Hoya busca exaltar al máximo su figura y engordar su billetera. La primera pelea es el Home Depot Center de Los Angeles, su ciudad natal, y contra un rival de poca pegada.

De La Hoya no pelea desde que perdió por decisión contra Mayweather hace un año, y ha ganado apenas dos de sus cinco últimas reyertas.

Su último triunfo contra un rival de renombre fue ante Vargas en septiembre de 2002.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.