Ser o no ser... en los Juegos Olímpicos

Ser o no ser... en los Juegos Olímpicos

¿La petanca o el 'breakdance' en los Juegos Olímpicos? Quedan aún plazas para figurar en el programa de París-2024, pero la competencia será dura, aunque partirán con ventaja las disciplinas que puedan atraer a los más jóvenes.

El béisbol o el 'softball' sueñan con "llamar la atención en Europa" si logran mantenerse en el programa olímpico. Si entra en él, la petanca promete medallas para "pequeños países que nunca han tenido medallas o muy pocas", asegura el presidente de la Federación Internacional Claude Azéma.

Pero ninguna de estas disciplinas tienen aún garantizada su presencia junto con los otros 28 deportes olímpicos, entre ellos los grandes clásicos como el atletismo, la natación o el básquetbol.

Los Juegos Olímpicos viven una extraña contradicción: cada vez más son las ciudades que no desean organizar este evento, pero a su vez aumentan los deportes que quieren formar parte del programa olímpico, atraídos por una mediatización sin parangón y grandes ingresos gracias a los patrocinadores y a los fondos del Comité Olímpico Internacional (COI), que generó 5.700 millones de dólares de ingresos (por derechos televisivos y patrocinadores) en el periodo 2013-2016.

Surf, karaté, squash, esquí náutico, pelota vasca... El Comité de Organización de los Juegos de París-2024 debe escoger entre una larga lista y trasmitir una preselección al COI a comienzos de marzo. Después, una comisión ejecutiva de la instancia olímpica la estudiará el 27-28 de marzo para que se valide finalmente en junio.

No obstante, no será hasta diciembre de 2020 cuando el COI anuncie su decisión definitiva, después de los Juegos de Tokio-2020, donde acudirán como deportes invitados el skateboard, la escalada, el surf, el béisbol/softball y el karate.

"Lo que motiva al COI son las audiencias. Quiere absolutamente permanecer en contacto con los jóvenes. Para París, eso da buenas opciones a la escalada y al skateboard, que además no son costosos", cree uno de sus protagonistas, que pide el anonimato.

Otro deporte urbano, el 'breakdance' ha visto como su popularidad se ha disparado en Francia desde que la emisora France Info lo incluyó entre los favoritos a formar parte del programa olímpico. "Una intoxicación" rebatió rápidamente la Federación Francesa de Billar, disciplina que también aspira a estar presente en 2024 como el ajedrez, la apnea o el vuelo en el túnel del viento.

Surgido de la cultura hip-hop, el 'breakdance' apareció por primera vez en los Juegos Olímpicos de la Juventud (JOJ), en octubre de 2018, bajo la forma de duelos ('battles') puntuados por jueces. Los candidatos pueden clasificarse enviando un video en línea. La disciplina se ha desarrollado al margen de las federaciones y es la marca de bebidas energéticas Red Bull la que organiza la principal competición.

"El COI hace un análisis muy simple: los jóvenes miran cada vez menos los Juegos en la tele y es evidente que van a mirar menos la halterofilia que el surf o el sketeboard", destaca el especialista del olimpismo y profesor en Lausana, Jean-Loup Chappelet. "En Atlanta-1996, cuando el voley playa entró en el programa, aún escucho a algunos miembros del COI decir: 'Eso no es un deporte!'. Actualmente, es una de sus joyas", explica.

Pese a ello, el COI sigue cerrando la puerta a los e-Sports.

En París, la lista de deportes invitados puede ser aún más corta que la de Tokio. Frente a las acusaciones de 'gigantismo', el COI quiere limitar a 10.500 el número de deportistas participantes y limitar también el costo de las infraestructuras. Eso provoca que todos los deportes quieran dar muestras de sobriedad.

Algunos deportes, como el béisbol/softball, apuestan por organizar una fase final con sólo cuatro equipos. Otros, como el squash, defienden su escaso impacto: "No dejamos ninguna huella. En 25 horas montamos la pista y en 15 la desmontamos", dice el presidente de la Federación Internacional, Jacques Fontaine, cuyo deporte se ha quedado a las puertas de los Juegos en varias ocasiones.

"No hay nadie más comprometido con el medio ambiente que los surfistas", dice por su parte Jean-Luc Arassus, presidente de la Federación Francesa.

Una dura batalla por formar parte del programa olímpico, que para algunos deportes puede suponer su supervivencia.

arb-cto-sc/ig/mcd/age

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida