Justicia se declara incompetente en caso de Max Mosley

PARIS (AFP) - La justicia francesa se declaró incompetente en la demanda presentada por el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el británico Max Mosley, para prohibir un portal internet donde se le ve en orgías con tintes nazis.

El juez francés Joel Boyer se declaró incompetente, aunque estimó que el vídeo en cuestión era "atentatorio a la vida privada", y decidió devolver el caso a la Alta Corte de Justicia de Londres, ante la cual había iniciado la demanda Max Mosley.

Mosley pidió a la justicia que prohibiera la difusión del video en el que aparece participando en una velada sado-masoquista, en el portal internet del tabloide británico News of the World.

El 9 de abril, la justicia londinense rechazó la demanda de Max Mosley, de prohibir la difusión en la página web del tabloide de los vídeos del escándalo.

"El portal en cuestión es editado por una sociedad de derecho inglés, a través de un servidor en el Reino Unido y enteramente redactado en inglés", destacó el juez en su veredicto, sobre la base de una reciente jurisprudencia de la corte de apelaciones de París.

El magistrado francés dirigió un exhorto a News Group Newspapers Ltd, sociedad editora, para que retire todos los ejemplares impresos del diario dominical del 30 de marzo y el 6 de abril disponibles en Francia, que habían publicado fotos del video e informado sobre expresiones del presidente de la FIA en el filme mostrando escenas sado-masoquistas.

También prohibió que en el futuro el diario "transmita" o deje transmitir en Francia, distribuir o dejar distribuir en Francia" extractos visuales o de sonido de este vídeo.

El juez estimó que las imágenes, en las que aparecen cinco jóvenes, algunas vestidas con ropa rayada de prisioneros o en uniforme, "corresponden a la esfera íntima de la vida sexual entre adultos que consienten" y que su divulgación "no sólo es atentatorio a su vida privada sino también susceptible de constituir un delito".

Durante la audiencia del 18 de abril, la defensa del semanario alegó la "legitimidad de informar al público sobre el pensamiento político" del presidente de la FIA, dado que según su opinión, el vídeo tenía una "connotación nazi", en un decorado de "campo de concentración".

El magistrado francés consideró -haciendo alusión a los padres de Max Mosley que eran militantes nazis-, que no se podía determinar en función de la ascendencia del interesado y que las escenas en cuestión correspondían nada más que la escenificación sado-masoquista de fantasmas sexuales.

El caso de las orgías de Mosley generó un airado debate, entre los que consideran que corresponde a su vida privada o quieneslo acusan de su contenido con connotación nazi.

Mosley tiene "toda la razón del mundo" para defender su derecho a optar por la actividad sexual que prefiera", afirmaba hace una semana el escritor peruano Mario Vargas LLosa en un artículo en el diario español El País.

En cambio, el ministro de Ciencia, Cultura y Deportes israelí, Galeb Majadle, que había invitado a Mosley a Israel, donde recientemente fueron autorizados los deportes automovilístico, anuló la invitación.

En el mundo de la Fórmula 1, el triple campeón del mundo Jackie Stewart consideró el lunes en una entrevista a la BBC que el presidente de Max Mosley, había ido "más allá de lo tolerable", para las empresas que patrocinan este deporte.

Las relaciones entre ambos ya venían por mal camino, luego de que el presidente de la FIA calificara al triple campeón escocés de "idiota de remate".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.