Margarito sufrió fractura de hueso orbital, debe ser operado

Redacción EU ( EFE). El mexicano Antonio Margarito sufre la fractura de un hueso orbital en el ojo derecho como consecuencia del castigo brutal que recibió la pasada noche durante la pelea por el título del peso superwelter, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que disputó contra el filipino Manny Pacquiao.

La lesión, junto con el resto de los cortes que sufrió Margarito en su cara, le obligarán a pasar por el quirófano el próximo martes.

De acuerdo a " Top Rank", la compañía del promotor Bob Arum, responsable de la organización de la pelea y que tiene los derechos de las peleas de Pacquiao, Margarito, de 32 años, se encuentra internado en un hospital local del área de Dallas desde la pasada noche.

Aunque Margarito hizo algunas declaraciones nada más concluir la pelea, que perdió por decisión unánime (120-108, 118-110 y 119-109), los doctores recomendaron que fuese ingresado en un hospital para su observación y posteriormente descubrieron sus graves lesiones.

El peor castigo lo recibió a partir del noveno asalto, y en el undécimo el propio Pacquiao le dijo varias veces al árbitro de la pelea Laurence Cole que la detuviese ante el mal estado físico en el que se encontraba Margarito, con el ojo derecho completamente cerrado y el izquierdo sin apenas visión.

" Le dije al árbitro que mirase como tenía los ojos y sus cortes", declaró Pacquiao en la rueda de prensa posterior a la pelea. " No deseaba hacerle un daño permanente. Eso no es el deporte del boxeo".

Pero la pelea continuó hasta el final, a pesar que Margarito no tenía ninguna opción de ganarla al haber perdido todos los asaltos anteriores.

El entrenador de Pacquiao, Freddie Roach, fue todavía mucho más crítico con la actitud del árbitro y de los responsables que Margarito tenía en su esquina, que deberían haber parado la pelea.

" Es un peleador muy duro", declaró Roach sobre Margarito, que tiene una marca de 38-7-1, con 27 triunfos por la vía rápida. " No me sorprendió su valentía, pero tiene la peor esquina en el mundo del boxeo, porque probablemente han arruinado su carrera".

Los doctores descubrieron la fractura en la cuenca del ojo derecho y no le permitieron que saliese del centro médico.

Margarito no pudo acudir a la posterior rueda de prensa que siempre se da tras las grandes peleas y sí acudió su preparador Robert García, que se defendió de la decisión de no mandar parar la pelea.

" Pacquiao hizo una gran pelea, es muy, muy rápido y Margarito nunca hubiese permitido que hubiese pedido parar la pelea", declaró García.

Antes de irse al hospital, Margarito también declaró que por nada del mundo se hubiese retirado de la pelea.

" No había ninguna posibilidad que iba a retirarme", subrayó Margarito. " Soy un mexicano y nosotros peleamos siempre hasta el final".

Pero ante Pacquiao, de 31 años, que se quedó con marca de 52-3-2 y 38 triunfos por nocáut, Margarito no pudo evitar que el púgil filipino lograse su octava corona mundial, que extiende su propio récord de títulos en diferentes categorías de peso, dos más que las seis que logró el legendario Oscar De La Hoya.

Pacquiao dominó de principio a fin la pelea disputada en el Cowboys Stadium, en Arlington (Texas), que registró una asistencia de 41.734 espectadores.

El púgil filipino, que también es congresista en su país, concluye otro año triunfal e incrementando su leyenda de uno de los grandes de todos los tiempos del mundo del boxeo, mientras espera que tal vez en el 2011 se pueda dar el esperado y ansiado combate contra el invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.