Massa se recupera y se comunica "pasivamente"

BUDAPEST (AP). La salud del piloto brasileño Felipe Massa estaba mejorando hoy lunes luego de que el piloto de la escudería Ferrari de Fórmula Uno se comunicó pasivamente con médicos y exámenes proporcionaron signos alentadores después de una cirugía por múltiples fracturas de cráneo.

Istvan Bocskai, vocero del Miniterio de Defensa, dijo a la AP que Massa no estaba hablando, pero señaló que el piloto de 28 años reaccionaba cuando se le hablaba y que podía mover manos y pies.

Massa se encontraba en situación de peligro para su vida pero estable luego de una cirugía para atender múltiples lesiones de cráneo ocasionadas por un choque violento en sábado en su auto en le Gran Premio de Hungría.

Bocskai dijo que los médicos del hospital militar donde es atendido Massa tenían confianza ya que no se encontraron complicaciones después de un examen de tomografía computarizada. Un ultrasonido realizado la noche del domingo para revisar lesiones internas "no reveló nada que pudiera ser causa de preocupación", agregó.

El sedado piloto también estaba siendo despertado más frecuentemente.

"Estas son definitivamente señales positivas", dijo Bocskai.

Un muelle de la suspensión trasera del monoplaza Brawn GP del también brasileño Rubens Barrichello golpeó en el casco de Massa cuando el piloto alcanzaba una velocidad de casi 195 kph (120 mph). El impacto le provocó una conmoción, y Massa chocó contra el muro de protección de neumáticos.

Massa, quien terminó segundo detrás de Hamilton en el campeonato de pilotos de la F1 el año pasado, fue trasladado por aire al hospital y operado el sábado por la tarde. Llegó consciente al hospital.

El impacto de la pieza de acero dañó el costado izquierdo del casco, arrancó el visor y dejó un tajo profundo. La frente de Massa estaba manchada de sangre.

Aunque Massa estaba en condición estable en la unidad de cuidado intensivo del hospital AEK luego de la cirugía, los médicos calificaron la condición de Massa como de riegos para su vida debido a la severidad de las lesiones.

El accidente se produjo menos de una semana después de la muerte, en circunstancias similares, de Henry Surtees, hijo del ex campeón de F1 John Surtees, en una carrera de F2 el domingo pasado. Surtees recibió un golpe en la cabeza de un neumático desprendido de otro auto, perdió el sentido y se estrelló contra una barrera.

La FIA, el organismo rector del automovilismo mundial, iniciaría una investigación ante el pedido de varios pilotos y jefes de escudería de mejorar la seguridad.

Ningún piloto de F1 ha muerto en la pista desde que el brasileño Ayrton Senna, triple campeón mundial, se estrellara en Imola hace 15 años.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida