Mayweather sabe que Mosley lo tiene en la mira

LOS ANGELES (AP). Floyd Mayweather Jr. sabe desde el mismo momento en que terminó su pelea anterior que está en la mente de Sugar Shane Mosley.

Eso fue cuando Mosley saltó al cuadrilátero en septiembre para retar directamente a Mayweather, quien acababa de derrotar al mexicano Juan Manuel Márquez en su retorno tras un receso de 19 meses. Luego que Mayweather y Manny Pacquiao no pudieron llegar a un acuerdo, Mayweather aceptó pelear contra Mosley con la confianza de que ya tenía la ventaja psicológica.

"Shane no tiene una actitud típica en todo este asunto", dijo Mayweather. "El no habla por hablar. No gusta de andar retando a la gente. Creo que Bernard Hopkins (el socio empresarial de Mosley) le puso una pila en la espalda y lo empujó a decir esas cosas", agregó.

Con mucha mayor civilidad, Mayweather y Mosley concluyeron una gira promocional en el centro de Los Angeles el jueves ante varios centenares de seguidores, la mayoría a favor de Mosley, que es nativo de la cercana ciudad de Pomona. Mayweather, quien nació en Michigan, desde hace mucho acogió a Las Vegas como su ciudad.

En una plaza del centro de la ciudad, ambos combatientes surgieron de unas cortinas y una nube de humo para una breve sesión de provocaciones verbales, seguida por discursos civilizados a los espectadores.

Haciendo un juego de palabras con el apellido de Mayweather por su parecido con la palabra mayo, Mosley insinuó que la pelea del primero de mayo será la primera derrota de su rival. Mosley sonrió abiertamente.

El acto permite anticipar un combate profesional cuando Mayweather y Mosley peleen en el MGM Grand Garden, salvo por el desmayo de una modelo.

La mujer, escasamente vestida en representación de una compañía patrocinadora, se desmayó delante del podio. El promotor Oscar de la Hoya pidió ayuda antes de que la modelo se recuperara y fuera llevada a atención médica.

El agente del "Chico de Oro", Richard Schaefer, está fijando un nivel formidable para la pelea: proclamó que HBO puede vender tres millones de suscripciones para ver el combate por televisión, lo que convertiría a la función en la más taquillera de la historia.

Mayweather ha permitido la venta de alrededor de 4,5 millones de esas suscripciones para sus tres pasadas peleas, contra De La Hoya, Ricky Hatton y Márquez. Eso lo ha convertido en la máxima figura del deporte para ese tipo de operación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.