Michael Schumacher afirma que no tiene nada que demostrar

STUTTGART (AFP). El alemán Michael Schumacher aseguró que sus 41 años no serán ningún problema en su vuelta a la Fórmula 1 y que no tiene nada que demostrar, en declaraciones realizadas durante la presentación de la nueva escudería Mercedes, este lunes en Stuttgart (Alemania).

"No tengo nada que demostrar por mi edad. Quiero demostrarme a mí mismo que todavía soy capaz de pilotar un monoplaza en la máxima competición", señaló el septuple campeón del mundo y 91 veces ganador de grandes premios.

El alemán, que se retiró hace tres años, añadió que "tenemos todo para ser campeones del mundo" pero advirtió que "se tienen que añadir todos los ingredientes para cocinar un buen plato" para conseguirlo.

"Con Ross Brawn (director de la nueva escudería), que demostró la pasada temporada de lo que es capaz, con Mercedes y su saber hacer, y conmigo, lo siento pero no podemos tener otro objetivo que ser campeones del mundo", precisó.

Schumacher aclaró que se encuentra en buen estado y que ya ha dejado atrás la lesión de codo que se produjo en un accidente de moto en febrero de 2009. "He seguido una planificación específica desde diciembre y las pruebas en la categoría GP2 muestran que todo va bien."

Además, el considerado mejor piloto de la historia de la Fórmula 1 declaró que "no importa si eres joven o experimentado, cuando estás en la carrera, no te fijas en la edad del piloto que compite sino en cómo puedes ganarlo", aseguró.

En cuanto al reglamento, Schumacher explicó que las normas son las mismas para todo el mundo.

"Ninguno de los participantes ha corrido en un coche de esta temporada, que serán más pesados. Se deberá mimar los neumáticos pero, como siempre en la Fórmula 1, lo más importante consiste en adaptarse a las reglas y a las circunstancias," añadió.

El piloto alemán mostró su impaciencia y emoción por regresar al circuito. "Es díficil comparar la motivación que tengo este año con los anteriores, supongo que se trata de la misma, ni más ni menos", indicó.

"Siento que puedo lograr algo importante en la máxima competición. Siempre he sido una persona que se focaliza en un objetivo", concluyó.

La nueva escudería Mercedes presentó este lunes, en presencia de sus dos pilotos, los alemanes Michael Schumacher y Nico Rosberg, sus colores para la presente temporada: un gris ligeramente plateado con adornos negros.

Mercedes soprendió al mundo del automóvil en la pretemporada al comprar Brawn GP y fichar a Michael Schumacher por tres años.

El septuple campeón del mundo se había retirado en 2006 y disputará en Bahréin su primera carrera de Fórmula 1 después de 1,239 días sin haber competido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.