Nibali gana su cuarta etapa y roza el triunfo en el Tour de Francia

El líder del Tour de Francia, el italiano Vicenzo Nibali (Astana), dio un paso casi definitivo hacia la victoria final al imponerse en la 18ª etapa, la última de los Pirineos, este jueves en Hautacam, en el que es su cuarto triunfo parcial en la prueba.

Nibali suma cuatro etapas tras levantar los brazos en Sheffield, La Planche des Belles Filles y Chamrousse. El italiano tiene una cómoda ventaja, 7 minutos y 10 segundos, en la general tres días antes de que la carrera termine en París.

"Ya tengo una victoria de etapa en los Pirineos", declaró el 'Tiburón' de Mesina que reconoció tener "confianza", en la recta final de la carrera.

En la meta situada a una altitud de 1.520 metros, Nibali aventajó en más de un minuto al francés Thibaut Pinot, que se coloca segundo de la general a más de siete minutos.

"Segundo es una puesto provisional, no celebro nada. La crono del sábado puede cambiarlo todo", afirmó Pinot en la meta en referencia a la contrarreloj de la penúltima etapa entre Bergerac y Perigueux (54 kilómetros).

"Nibali es intocable", añadió Pinot, que no pudo hacer nada ante el ataque del maillot amarillo al inicio de las míticas pendientes de Hautacam.

"Si tengo siete minutos de ventaja no es por la explosión de una jornada. He ganado el tiempo en varias escapadas y mis adversarios han ganado tiempo un día pero lo han perdido el siguiente. La carrera ha sido muy dura mentalmente y hacía falta manejar la presión", explicó Nibali.

Otro francés, Jean-Christophe Peraud, se colocó en el último escalón del podio virtual. Peraud tiene 13 segundos de desventaja frente a su compatriota y 2 sobre que el español Alejandro Valverde, que cae desde el segundo al cuarto puesto.

El polaco Rafal Majka, tercero este jueves por detrás de Pinot pero por delante de Peraud, salvó su maillot de lunares rojos de mejor escalador.

Valverde, que cedió ante sus rivales directos a 5,5 kilómetros de la cima, ha limitado su pérdida a unos cincuenta segundos frente al dúo francés.

"No fue una jornada dramática. Estoy muy cansado, estaba muy solo pero no terminé muy lejos, fui a mi ritmo y ahora queda la contrarreloj. Todo es posible, si tengo buenas piernas, puedo recuperar la segunda plaza", dijo el ciclista murciano.

- La escapada de Kadri y Nieve -

Otro galo, Blel Kadri, y otro español, Mikel Nieve, se quedaron solos en cabeza mediada la ascensión del Tourmalet, primer gran obstáculo del día, y llegaron a pies del Hautacam con un minuto y medio de ventaja.

Valverde, que atacó en el descenso de ese primer gran puerto ayudado por dos compañeros de equipo, fue alcanzado en el valle que unía las dos montañas.

La jornada además le costó al ciclista español uno de sus escuderos. El también español José Joaquín Rojas fue expulsado de la carrera por refugiarse detrás de un coche cuando se lanzaba carretera abajo.

Por delante, en la última ascensión, Nieve se despegó de Kadri. Pero el escalador español, que quería dar al equipo Sky la consolación de una victoria de etapa tras la despedida prematura del británico Chris Froome, su jefe de filas y máximo favorito a ganar la prueba antes de empezar, fue adelantado por Nibali a ocho kilómetros del final.

El campeón de Italia salió detrás del estadounidense Chris Horner, último vencedor de la Vuelta a España, cuando llegaban a los últimos 10 kilómetros. No paró. Todo lo contrario, aceleró aumentando su cadencia de pedalada como lo hubierta hecho Froome, último vencedor de la Grande Boucle, y que este año se tuvo que retirar a las primeras de cambio.

El 'Tiburón' de Mesina, de 29 años, salvo desastre improbable, será el primer italiano en ganar el Tour desde que lo hiciera Marco Pantani en 1998.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida