Pacquiao llega como amplio favorito ante Hatton

LAS VEGAS (AP). La ocasión más reciente en que Manny Pacquiao mostró sus gran talento derrotó a Oscar de La Hoya en un combate que nadie pensaba que podía ganar.

La golpiza que propinó esa noche no sólo envió al retiro a De La Hoya, sino que también consolidó la cualidad de Pacquiao como el nuevo astro del boxeo internacional.

El pugilista filipino regresa la noche de hoy sábado al cuadrilátero casi en la misma forma física que tenía hace cinco meses para enfrentar al británico Ricky Hatton en una lucrativa pelea en el peso superligero entre dos boxeadores que gustan fajarse con los guantes. La gran diferencia en esta ocasión es que todos esperan que gane.

Una pelea grande puede generar mucha expectación, y manejarla sobre el ring es la mayor tarea de Pacquiao, campeón de peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Su entrenador no está preocupado. Pacquiao, dice Freddie Roach, está más concentrado que nunca, para su pelea por el cetro superligero de la Organización Internacional de Boxeo que posee Hatton.

"La victoria sobre Oscar le dio más confianza", señaló Roach. "Tanta gente dijo que no podría lograrlo, pero lo logró. Oscar podía aún derrotar a muchos peleadores, pero no ganó un segundo de aquella pelea", agregó.

Una vez más, Pacquiao enfrentará a un peleador que es más alto ya que se trata apenas de su tercera contienda arriba del peso ligero (58.967 kilos o 130 libras). Pacquiao pesó ayer viernes 62,5 kilos (138 libras) mientras que Hatton estuvo en el límite de la categoría con 63,5 kilos (140 libras).

Pero los apostadores que lo vieron demoler a un De La Hoya todavía más pesado lo hacen favorito por 2-1 para derrotar a Hatton y ganar un título en su sexta categoría de peso desde que se volvió profesional.

"Creo que estoy mejorando y todos saben y pueden ver eso en mis últimas actuaciones", señaló Pacquiao, quien se llevará 12 millones de dólares, contra los ocho millones de Hatton.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida