Pacquiao toma de manera personal su 3ra pelea contra Márquez

LOS ANGELES ( AP). Manny Pacquiao nunca toma sus combates de manera personal, y sus rivales suelen ser muy respetuosos del rey libra por libra, que también acostumbra sacudirse cualquier insulto con una sonrisa.

Pero ahora no. No es su tercera pelea contra el mexicano Juan Manuel Márquez, que figura como lo más parecido a un archirrival para el incomparable campeón de ocho divisiones.

Los entrenadores de Pacquiao están percibiendo un gesto inquietante en el también legislador filipino, que empezó un completo régimen de entrenamiento con carreras antes del amanecer y sesiones prolongadas en el gimnasio antes incluso de que la pelea fuera anunciada.

La continua fila de contrincantes de entrenamiento que vencidos y sangrantes salen del gimnasio Wild Card demuestra un ángulo que nadie del grupo de Pacquiao ha visto jamás.

" No estoy molesto, pero estoy motivado porque él anda afirmando que ganó las peleas", explicó Pacquiao mientras se vendaba las manos en el armario de escobas que le sirve como vestuario en el gimnasio del entrenador Freddie Roach en Hollywood.

" Por eso entreno arduamente, porque quiero acabar con esto, con todas las dudas. Esta es nuestra última pelea".

Pacquiao admite que se siente ofendido por la jactanciosa insistencia de Márquez en que le ganó los dos primeros combates; el primero terminó empatado en el 2004 y el segundo fue para Pacquiao por decisión dividida en el 2008. El púgil mexicano incluso viajó a las Filipinas para exponer públicamente su caso al vestir una camiseta con la leyenda: " Fuimos robados".

Las dos peleas fueron verdaderos alardes de estilo y valor. La agresividad y la dureza de Pacquiao enfrentadas al contragolpe y las combinaciones de Márquez durante 24 asaltos fascinantes. El filipino derribó al mexicano tres veces en el primer capítulo del combate inicial, y lo volvió a enviar a la lona en la segunda pelea, pero Márquez se repuso en ambas ocasiones y le hizo más daño a Pacquiao que ningún otro adversario en una década.

" A mí me parece personal porque habla demasiado, y debe demostrarlo", señaló Pacquiao, quien enfrentará a Márquez en el Grand Garden del MGM de Las Vegas el 12 de noviembre. " Habla mucho, y para un peleador no es bueno hablar mucho sin hechos. Yo, no hablo mucho. Sólo hago algo de acción".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.