Pacquiao vuelve a ganar el premio Púgil del Año en EU

NUEVA YORK (AP). El boxeador filipino Manny Pacquiao al parecer siempre gana algo, sea una pelea o un premio, cada vez que realiza un largo viaje a Estados Unidos.

El mejor monarca libra por libra que ganó una banca de legislador en fecha reciente en Filipinas recibió el viernes por la noche en Nueva York su tercer galardón al Púgil del Año, mientras que su entrenador Freddie Roach obtuvo su cuarto homenaje de la Asociación de Redactores de Boxeo de Estados Unidos.

"Esta noche me desbordo de alegría y gratitud. Estoy agradecido de que, al igual que Muhammad Alí, Joe Frazier y otros boxeadores, decidí entrar al boxeo", dijo Pacquiao.

Pacquiao ganó el galardón con el voto de una gran mayoría de los integrantes de la organización al cabo de un año que incluyó su espectacular victoria por nocaut en el segundo asalto sobre Ricky Hatton por el título de las 140 libras, y su triunfo sobre el puertorriqueño Miguel Cotto por nocaut técnico en el duodécimo asalto que le dio títulos en siete divisiones, toda una marca.

Pacquiao también recibió el premio especial al Púgil de la Década.

"Me enfrenté a la pobreza confiando en Dios y soñando en grande", expresó Pacquiao. "Estaba convencido de que podía tener éxito boxeando. El cuadrilátero pudo ser el semillero de mis sueños".

Acompañado de su esposa, Jinkee, y la mayoría de su familia, Pacquiao permanecerá en Nueva York para asistir a la pelea entre el retador Cotto y el campeón de peso medio junior, el israelí Yuri Foreman.

Cotto y Foreman se medirán el sábado por la noche en lo que será la primera pelea en más de tres décadas en el Yankee Stadium en Nueva York.

Pacquiao, flamante político, viajará el lunes a Washington para una reunión con el líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, dijo el promotor de boxeo Bob Arum.

Pacquiao tiene previsto irse de vacaciones con su familia a México antes de regresar a Filipinas, donde el congreso sesionará en julio.

En tanto, Arum se dedicará a la preparación de la pelea, tal vez más esperada de la década, entre Pacquiao y el invicto estadounidense Floyd Mayweather.

Ambos púgiles casi habían acordado a principios de año la pelea, pero las negociaciones se interrumpieron cuando Mayweather insistió en que se hicieran exámenes contra el uso de sustancias prohibidas al estílo olímpico y Pacquiao se rehusó a que le sacaran sangre 24 días antes del combate.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.