Pacquiao regresa victorioso a las Filipinas

MANILA (AP). Manny Pacquiao fue recibido como todo un campeón hoy miércoles tras su gran triunfo en Las Vegas e incluso compartió una rebanada de pastel con la presidenta Gloria Macapagal Arroyo.

El fin de semana, Pacquiao derrotó Oscar de la Hoya, a su más importante y famoso contrincante en una pelea sin título en juego. Sus compatriotas vieron el triunfo como un regalo de navidad anticipado en medio de la crisis económica.

Pacquiao, campeón mundial ligero del Consejo Mundial de Boxeo con foja de 48-3-2 y 36 nocauts, subió dos divisiones de peso para la pelea, mientras que De la Hoya tuvo que perder peso para igualarlo en 66,6 kilos (147 libras).

"Mi victoria es una victoria para todos nosotros", dijo en un programa televisivo el púgil filipino, de 29 años. Poco después se reunió con Macapagal Arroyo en la casa presidencial.

En la reunión, transmitida por televisión, Macapagal Arroyo lanzó un par de golpes en el aire mientras Pacquiao describía la acción. La presidenta lo llamó una inspiración para todo el país y le regaló un pastel de zanahoria con forma de guante de box que tenía escrito: "El boxeador número 1 del mundo libra por libra".

Pacquiao, que antes de ser boxeador fue panadero y obrero, celebrará su cumpleaños número 30 el 17 de diciembre. Dijo que desea continuar sus estudios universitarios: "El boxeo es diferente, no es para toda la vida".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida