Sergio Pérez pone a México de vuelta en el mapa de la F1

ETIQUETAS

MEXICO ( AP). El amor a la velocidad fue inevitable para Sergio Pérez.

El primer piloto mexicano en la Fórmula Uno en casi tres décadas cuenta que ha estado metido en el mundo del automovilismo desde que era un niño.

Su padre Antonio Garibay trabajó con el piloto Adrián Fernández y prácticamente se crió en los pits de la desaparecida Champ Car.

" Yo viví de cerca la carrera de Adrián, era un ídolo para mí y ahora superarlo porque él no pudo llegar (a F1) es algo muy importante, aunque no hay que olvidar que hizo historia y si estoy ahí es gracias a la inspiración que tuve de él", dice Pérez.

El "Checo", como se le apoda, comenzó su carrera como piloto de karts en su natal Guadalajara.

Luego pasó a la categoría Barber en Estados Unidos y emigró a Europa para participar en la Fórmula BMW, la serie A-1 y la Fórmula 3 británica antes de irse a la GP2 hace un par de años.

Acaba de terminar la temporada de GP2 y se va a la F1 por la puerta grande, cargando con él sus sueños y los de millones de mexicanos que por primera vez en 28 años volverán a tener un piloto azteca en la máxima categoría.

Pérez, quien correrá con la escudería Sauber a partir de 2011, ganó su quinta carrera de la temporada el pasado fin de semana en Abu Dhabi y concluyó segundo en la clasificación de la GP2, sólo superado por el venezolano Pastor Maldonado.

Posteriormente, probó por primera vez en el mismo circuito Yas Marina el bólido Sauber de Fórmula Uno que utilizará el próximo año.

" Estoy muy contento de haber ganado porque quería despedirme con una actuación así, demostrando porqué estoy en Fórmula Uno", dijo Pérez, el único piloto de la generación 2010 de la GP2 que firmó como titular de un equipo del gran circo para 2011.

" Al final de cuentas él (Maldonado) fue campeón, pasaron muchas cosas ajenas a mí para no lograr el campeonato", comentó. " Son muchas cosas que se necesitan para un campeonato en GP2".

Pérez, de apenas 20 años, será el quinto piloto mexicano en la máxima categoría y primero desde Héctor Rebaque en 1982.

Como era lógico, desde que se hizo el anuncio de su fichaje con Sauber, su vida ha dado un giro por completo.

" Estoy feliz de unirme a la lista de esos cinco. Tengo 20 años y no me tocó verlos, pero espero no sólo llegar, sino hacer historia en F1", dijo Pérez.

Antes también corrieron en la máxima categoría los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, además de Moisés Solana.

" Sergio tiene la fortuna de que llega como piloto oficial y que trae una gran trayectoria en las categorías inferiores a la Fórmula Uno, es alguien conocido", dijo Rebaque.

" En este momento, él ya logró lo que yo busqué por mucho tiempo, con la ventaja de que tiene todo por delante para desarrollarse y hacer carrera", agregó.

De ser alguien conocido sólo entre los aficionados más apegados al automovilismo, Pérez se convirtió en una figura en México en programas de televisión y radio, además de portadas en los diarios más importantes del país, que siguen cada uno de sus movimientos.

"La Fórmula Uno te cambia la vida", reconoce Pérez. "No he parado desde el anuncio, pero estoy feliz porque es lo que me gusta hacer y disfruto cada etapa de mi vida".

A Pérez le incomoda cuando escucha que su llegada a la F1 se debe exclusivamente al apoyo de Telmex, el gigante de telecomunicaciones que es propiedad de su compatriota Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo.

"Sería ilógico que se piense que ha sido fácil, al contrario, ha sido difícil, hemos hecho sacrificios, yo me fui a los 14 años a vivir solo a Alemania, no tenía con quién platicar (conversar), al llegar de las carreras era platicar con un espejo", dice Pérez con un dejo de tristeza.

"De hecho muchas de esas cosas las he seguido pasando, pero las recuerdo con cariño porque eso me ha forjado un carácter y estoy feliz por la oportunidad y por las ganas y por algo estoy donde estoy. Nadie me ha regalado nada. Todo lo que tengo me lo he ganado".

Esa madurez de la que habla es evidente. Pérez sabe que en la F1 las cosas van a ser extremadamente complicadas y pide paciencia a sus nuevos seguidores.

" Hay que tener claro que es mi primer año, que hay que aprender y que no voy a un equipo muy grande ni con mucha infraestructura, el logro es muy bueno pero hay que tomarlo con tiempo, tengo 20 años en mi primera temporada y voy con pilotos de mucha experiencia", señaló.

" Sauber tiene claro que soy novato, que la categoría es diferente y sería ilógico poner una expectativa...no sé que tan competitivo vaya a ser el coche... son muchas cosas de las que dependo, pero voy a dar el mil por ciento para llegar un día a ser campeón mundial", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.