Sharapova gana a Bouchard y jugará su tercera final consecutiva en París

PARÍS, 5 junio 2014 (AFP) - La rusa Maria Sharapova (N.7), ganadora en 2012 y finalista el año pasado en París, jugará el sábado por el título de Roland Garros tras haber vencido este jueves a la canadiense Eugenie Bouchard (N.18) en tres mangas por 4-6, 7-5 y 6-2.

Sharapova jugará la final con la vencedora de la segunda semifinal, que disputan este jueves en segundo turno la rumana Simona Halep (N.4) y la alemana Andrea Petkovic (N.28).

En un duelo disputadísimo, la ganadora en 2012 y finalista en 2013 en la tierra batida parisina impuso su experiencia (juega su 12º Roland Garros con sólo 27 años) para remontar por tercer partido consecutivo y hacer la diferencia en el tercer set.

Sharapova se agarró a la pista y, como ya hizo en cuartos de final ante la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, fue de menos a más para completar un tercer set en el que casi no cometió errores.

Bouchard, en su segunda semifinal consecutiva de Grand Slam con apenas 20 años, tras caer en Australia ante a la postre vencedora china Li Na, se mostró siempre valiente y agresiva, pero en la recta final concedió algunos errores no forzados y entregó el partido a la estrella rusa, imperturbable en los momentos clave.

De esta forma Sharapova jugará la novena final de Grand Slam de una carrera en la que ha ganado cuatro: Wimbledon (2004), Estados Unidos (2006), Australia (2008) y Roland Garros (2012).

Tras las eliminaciones precoces de la estadounidense Serena Williams, primera favorita y defensora del título, de la china Li Na (N.2) y de la polaca Agnieszka Radwanska N.3), Sharapova entraba en todos los pronósticos como posible finalista.

Este jueves, en una soleada pista central, el duelo entre dos grandes pegadoras fue de alto vuelo. Tras un primer set dominado por Bouchard, que hasta el desenlace del partido parecía inmutable a la presión, la rusa regresó para ganar el segundo.

Como ya le ocurrió en cuartos de final, Sharapova no estaba cómoda con su servicio. Como muestra de ello, la rusa tuvo tres bolas de set en la segunda manga y dos las desaprovechó por doble falta.

En la tercera manga la tendencia siguió siendo una Sharapova más serena y una, por primera vez en el torneo, Bouchard más tensa. La rusa le rompió el saque y logró un 3-1 que administró hasta la victoria.

"Ella ha jugado muy bien. He tenido suerte hoy (jueves) y he ganado el partido porque ella ha estado extraordinaria", señaló Sharapova tras aprovechar su quinta bola de partido.

Al principio de su carrera, incómoda en la tierra batida, Sharapova se ha convertido en una especialista, perdiendo sólo cuatro partidos desde que cayera en la semifinal de Roland Garros-2011, tres de ellos ante Serena Williams, su bestia negra.

En la final podrá jugar otra vez la baza de la experiencia, ya que ni Halep (22 años) ni Petkovic (26) cuentan con algún partido a este nivel.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida