Stepanova, confidente del escándalo de dopaje ruso, ilumina el Europeo

Quizás pensó que había hablado demasiado y le costaría su carrera, pero la rusa Yuliya Stepanova, en el origen de las revelaciones sobre dopaje organizado en su país, será la estrella del campeonato de Europa de atletismo, de miércoles a domingo en Amsterdam.

La competición continental llega en un momento turbulento en el Viejo Continente. La Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que suspendió de toda competición internacional a la Federación Rusa (ARAD), decidió el viernes que Stepanova podría acudir a los Juegos de Rio (5-21 agosto) bajo una bandera neutra.

Pero su inclusión ha provocado debate. "Estoy en contra de que los atletas que se hayan dopado una vez puedan volver, aunque haya denunciado al sistema, es una injusticia", dijo el lunes la francesa Rénelle Lamote, mejor crono continental de 800 m (1:58.01) esta temporada.

Suspendida dos años en febrero de 2013 por anomalías en su pasaporte biológico, Stepanova destapó junto con su esposo el sistema de dopaje organizado en el atletismo ruso.

"Stepanova es una chica valiente que se atrevió a hablar", señaló el presidente de la Federación Francesa de Atletismo (FFA) y miembro del consejo de la IAAF Bernard Amsalem.



"En su país ella está en peligro de muerte. Es un poco el símbolo de la lucha contra el dopaje, en la que el atletismo está comprometido a fondo, y otros deportes harían bien de seguir nuestro ejemplo", añadió.

Además de Stepanova, otra de las estrellas de la cita será la holandesa Dafne Schippers, favorita en los 100 metros ante su público, heredera de su ilustre compatriota Fanny Blankers-Koen, cuatro títulos olímpicos en velocidad en los Juegos de Londres 1948.

En Amsterdam las entradas se vendieron en un momento para ver a Schippers. La antigua heptatleta competirá en dos pruebas, el hectómetro y el relevo 4x100 metros, sabiendo que dispone de la seguridad necesaria para los Juegos en el 200 (su otra especialidad), donde a pesar del frío acabó en 21.93 el 9 de junio en oslo.

"Amsterdam es un paso más para los Juegos de Rio. He mejorado en la fase de salida, pero es un punto que todavía tengo que trabajar", señaló la nativa de Utrecht, que ya realizó 10.83 en mayo en Doha.

"Tengo a mi familia y a mis amigos apoyándome, estoy muy contenta de ser la atracción de este campeonato", añadió Schippers, que en el Viejo Continente no encuentra rivales de su altura.



En categoría masculina el pertiguista francés Renaud Lavillenie busca su cuarto título europeo al aire libre, lo que supondría un récord.

El campeón olímpico y récord del mundo (6,16 m en sala) está ahora en lo alto del ranking histórico junto a Wolfgang Nordwig, atleta de Alemania del Este, que también ganó en tres ocasiones.

También será perceptible la ausencia de algunas estrellas, que han preferido preparar los Juegos por otro camino, sobre todo el británico Mo Farah, que en Rio defenderá sus títulos olímpicos de 5.000 metros y 10.000.

Con Rusia suspendida, parece que Gran Bretaña, que comparecerá con 96 atletas, es la gran favorita para imponerse en el medallero.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida