El hijo de Sulaimán dice que no pretende sucederle en el Consejo Mundial

Mauricio Sulaimán rechazó hoy que tenga intenciones de suceder a su padre, José Sulaimán, al frente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y afirmó que el organismo tiene directivos capaces de presidirlo.

"No, definitivamente, no", dijo Mauricio Sulaimán, secretario general del CMB, al rechazar que pretenda la presidencia del CMB al quedar acéfala por la muerte de su padre ocurrida este jueves en Los Ángeles.

"El CMB es un organismo con una estructura muy fuerte, hay gente de muchos países muy entregada al boxeo, siempre fue un grupo muy sólido y creo que va a ser un organismo que va a durar por siempre", apuntó.

Aseguró que para elegir al nuevo titular de la entidad, que su padre dirigió los últimos 38 años, hay reglas claras.

Añadió que sólo piensa "en honrar a su padre y celebrar su vida llena de satisfacciones, de logros y de las cosas por aprender que nos ha dejado".

El hijo del fallecido dirigente comentó que la única motivación que ha tenido como secretario ejecutivo del CMB era estar junto a su padre, "disfrutar y aprenderle".

Mauricio dijo que lo único que desea pedir es que el Consejo Mundial continúe la línea de trabajo de su padre, que tuvo como meta dignificar al boxeo, con base en la justicia.

"Estoy seguro que será una etapa diferente, ojalá que sea mejor", puntualizó. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida