Varios jugadores contribuyen a una defensa estelar de Ravens

OWINGS MILLS, Maryland, EE.UU. (AP) — Los Ravens de Baltimore están jugando tan bien a la defensiva como equipo, que es casi imposible elegir al mejor de todos.

Ocho jugadores diferentes tuvieron al menos una de las 11 capturas de quarterback _un récord para Baltimore_ el domingo en Tennessee. Za’Darius Smith tuvo tres, Patrick Onwuasor logró sus primeras dos de la temporada y Terrell Suggs, líder histórico del equipo en capturas, estuvo entre la media docena de Ravens que derribaron en una ocasión al quarterback de los Titans, Marcus Mariota.

“Pusimos mucha presión. Enviamos a diferente gente desde diferentes lugares”, mencionó el lunes el entrenador en jefe, John Harbaugh. “Todos pueden cargar contra el quarterback en nuestra defensiva. Cuando haces eso, muchas veces vas a tener llenos todos los carriles para presionar, y al final termina por ser quién llega allí. A veces, el compañero con la mejor (capacidad de) presión no logra la captura”.

Y en ocasiones, el quarterback rival podría no tener otra opción que caer al piso cuando ninguno de sus receptores está desmarcado. Esa fue la situación que Mariota enfrentó con bastante frecuencia en la victoria de Baltimore por 21-0.

Luego de ver el video del juego, Harbaugh dijo: “Realmente tuvimos una buena cobertura. Hay varias veces que detienes la cinta y dices: ‘Si fueras el quarterback, ¿a dónde hubieras lanzado el balón?’. Realmente, la mayoría del tiempo no había a donde ir”.

Suggs, el safety Eric Weddle y el linebacker medio C.J. Mosley suman entre sí más de una decena de apariciones en el Pro Bowl. Esta defensiva de Baltimore está recibiendo contribuciones constantes de varios jugadores y los resultados han sido impresionantes.

Baltimore (4-2) permite 12,8 puntos por encuentro _la menor cantidad en la NFL_ y ha concedido sólo 15 unidades después del medio tiempo (incluidos tres tiempos extras). Los Ravens son el único equipo en la NFL que no ha permitido un touchdown en la segunda mitad.

“Definitivamente es algo de lo que están conscientes, pero no hablan de ello”, señaló Harbaugh sobre su defensiva.

La mayoría del crédito es para el coordinador defensivo de primer año, Don Martindale, anterior entrenador de linebackers del equipo. A Martindale le encanta enviar la presión, la cual es fácil de ejercer si los jugadores del perímetro hacen su trabajo.

Precisamente así fue cómo sucedió en una tarde húmeda en Tennessee.

“Simplemente estuvimos un paso delante de ellos respecto a lo que estaban haciendo”, comentó Weddle. “Desde el inicio sentimos que nuestra presión estaba llegando, y si podíamos cubrir en la parte de atrás ello haría las cosas realmente turbias y nada claras para Mariota”.

La blanqueada marcó el final de una seguidilla de tres juegos como visitantes que comenzó con una victoria en Pittsburgh y siguió con una derrota en tiempo extra en Cleveland. Ahora, con cuatro de los siguientes cinco compromisos en casa, Baltimore está en posición de avanzar, comenzando el domingo contra los Saints de Nueva Orleáns (4-1).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida