Woods estaba dormido al volante cuando fue detenido

Tiger Woods estaba dormido al volante a un costado de una carretera en Florida en la madrugada del lunes, con el motor del vehículo encendido y la luz de señalización derecha prendida cuando fue encontrado por la policía en horas de la madrugada. El golfista tenía problemas para hablar, aunque no tenía alcohol en la sangre, y no sabía cuán lejos estaba de su casa.

Los detalles en un affidavit policial divulgado el martes no aclaran las curiosas circunstancias de su paradero la mañana del lunes, limitándose a confirmar la declaración de Woods de que no había estado bebiendo antes de su arresto por sospechas de conducir intoxicado.

El informe indica que Woods cooperó “tanto como pudo”. Agrega que el golfista estaba “extremadamente soñoliento”, hablaba arrastrando las palabras, y con problemas para mantener los ojos abiertos o caminar.

El affidavit fue publicado un día después que Woods se pasó casi cuatro horas en la cárcel del condado Palm Beach con un cargo de conducir en estado de ebriedad. Su foto de arresto proveyó una sombría ilustración de cuánto se ha destruido el aura de Woods desde su década de dominio sin precedentes en el golf.

En una declaración el lunes por la noche, Woods atribuyó el incidente a una “reacción inesperada” a medicamentos recetados.

"Yo entiendo la gravedad de lo que hice y asumo plena responsabilidad por mis acciones”, dijo.

Woods no ha competido en cuatro meses y se operó la espalda _ su cuarta cirugía de la espalda desde abril del 2014 _ el 20 de abril, lo que le dejará fuera de acción por al menos el resto de la campaña.

Woods declaró a la policía que había consumido varios medicamentos por receta.

El affidavit señala que Woods falló el examen de sobriedad en la carretera porque no podía mantener el equilibrio ni seguir instrucciones. Los análisis del aliento, sin embargo, mostraron que no tenía alcohol en la sangre. La policía indicó que Woods aceptó someterse a un análisis de sangre.

Woods dijo a la policía que había regresado de jugar golf en Los Angeles, Woods escribió en su portal la semana pasada que no podría doblar la espalda por tres meses a causa de la operación.

El reporte señala que Woods cambió su versión sobre de dónde venía y adónde iba. Su coche estaba parado en dirección opuesta a su casa en Jupiter Island.

El informe policiaco enumera cuatro medicamentos, incluyendo el narcótico Vicodin, que Woods dijo a los policías que estaba utilizando. Agrega que el deportista relató a los policías que estaba recuperándose de una cirugía. Antes de las cuatro operaciones de la espalda, Woods se operó cuatro veces de la rodilla izquierda, a partir de su primer año en la Universidad Stanford en 1994.

Es común la prescripción de analgésicos después de esas operaciones y muchos tienen advertencias sobre su uso y efectos secundarios.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos advierte que Vicodin puede “afectar la capacidad mental y/o física necesaria para desempeñar tareas posiblemente peligrosas, tales como manejar un vehículo u operar maquinaria pesada; los pacientes deben tener la cautela apropiada”.

"No me di cuenta de que una mezcla de medicamentos que tenía me había afectado tan intensamente”, dijo Woods en su declaración.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida