Woods se libera del dolor y quiere jugar otra vez

JUPITER, Florida, EE.UU. (AP) — Tiger Woods dijo que se sometió a una cirugía de fusión de vértebras porque no podía tolerar más el dolor. Afirmó que las molestias han desaparecido y manifestó su deseo de volver a la Gira de la PGA.

“No me he sentido mejor en años”, comentó Woods el miércoles en su sitio Web.

El golfista se realizó la operación en abril _su cuarta intervención quirúrgica de espalda desde comienzos de 2014_ y afirmó que el tratamiento le había aportado un “alivio instantáneo en el nervio”.

La operación implicó que Woods se perdiera todos los majors por segundo año consecutivo. El estadounidense afirmó que hizo todo lo posible a fin de estar listo para el Masters.

Comparó esa situación con la que enfrentó en el US Open de 2008, cuando se impuso pese a una lesión en la pierna izquierda. En aquella ocasión lo consiguió porque el dolor lo aquejaba sólo después de hacer contacto con la pelota.

“Me pregunté, ‘¿puedo manejar esto?’, y en esta ocasión la respuesta fue ‘probablemente no’. Esto muestra el efecto que el dolor de un nervio puede tener”, escribió Woods.

La segunda cirugía de espalda llegó en septiembre de 2014 y la tercera en noviembre de ese mismo año. Woods se perdió entonces 15 meses de actividad y regresó en diciembre, para participar en su torneo en Bahamas, el Hero World Challenge.

Se anotó 24 birdies pero quedó empatado en el 15to puesto entre 18 golfistas. A finales de enero, no pasó el corte en Torrey Pines, antes de viajar a Dubai, donde abrió con una tarjeta de 77 golpes.

Esa fue su última ronda.

“No podía vivir más con el dolor que tenía”, escribió Woods. “Intentamos todas las vías no quirúrgicas posibles y ninguna funcionó. Tenía días buenos y malos, pero el dolor estaba habitualmente ahí, y no podía hacer mucho. Me dolía incluso recostado. Tenía ese dolor del nervio con cada cosa que hacía, y estaba al límite de lo que podía soportar”.

Woods dijo que le alentó enterarse de que Davis Love III, Retief Goosen, Lee Treviño, Lanny Wadkins y Dudley Hart figuran entre los golfistas que se sometieron a fusiones vertebrales o reemplazo de discos y volvieron a jugar.

“Pero más que nada, esto hizo que mejoraran sus vidas”, añadió. “Eso es lo más importante... que puedo tener de nuevo una vida con mis hijos”.

Woods negó que contemple una fecha para jugar de nuevo. Explicó que no podrá hacer ciertos movimientos durante tres meses más, y se concentra sólo en metas de corto plazo.

“No hay prisa”, recalcó. “Pero quiero decir sin lugar a equivocaciones que quiero jugar otra vez golf en el nivel profesional”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida