Woods firma otra tarjeta de 71 golpes en Abierto Británico

CARNOUSTIE, Escocia (AP) — Tiger Woods no acabó con todas sus posibilidades en el Abierto Británico.

Woods terminó su participación del viernes comprendiendo que tendrá que hacer un mejor trabajo el fin de semana en Carnoustie si desea poner fin a una década sin un título de un torneo major. Un duro inicio, una buena recuperación, unos cuantos golpes para birdie, un par que erró para apuntarse el par y firmó una tarjeta de 71 golpes, en par.

"Podría haber mejorado la ronda un poco", afirmó.

El estadounidense al menos se quedó a seis golpes detrás de Zach Johnson y Kevin Kisner, que se apuntaron doble bogeys en el hoyo 18, con sólo poco menos de la mitad de los competidores aún en el campo.

El momento más extraño de un día húmedo en Escocia sucedió en el segundo hoyo, cuando Woods mandó su disparo muy inclinado a la derecha por el lado de una duna. El césped estaba tan profundo que era casi Seguro que ladearía el palo al momento del impacto. Woods pidió al público que se hiciera para atrás porque tendría que empezar hacia la derecha con la pelota muy por encima de sus pies.

Pero el tiro salió potente y directo a los espectadores. Al parecer no golpeó a nadie _de cualquier forma, nadie salió lastimado_ porque la pelota al menos siguió avanzando por el terreno irregular.

Woods se sintió aliviado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida