"Me dejé algunas balas que me hicieron falta", dice Nairo Quintana

El colombiano Nairo Quintana (Movistar), que este jueves se dejó 26 segundos con el líder del Tour de Francia Chris Froome (Sky) en las laderas del Mont Ventoux, en una 12ª etapa marcada por la caída del maillot amarillo, reconoció que se dejó "algunas balas" en su primer ataque.

Quintana probó a Froome por primera vez en este Tour a 6 kilómetros de la meta, pero los tres gregarios del Sky presentes en el grupo de favoritos neutralizaron al colombiano. A continuación lo volvió a intentar y el resultado fue el mismo.

"Fue muy apresurado atacar desde allí, su equipo me ha neutralizado y me he dejado algunas balas que al final me hicieron falta", reconoció nada más finalizar.

Tras el intento de Quintana llegó el ataque de Froome, con su característico pedaleo acelerado en montaña, que dejó atrás al colombiano.

Luego llegó el inédito incidente en el Tour. Froome se fue al suelo tras chocar contra una moto. Primero echó a correr y luego recibió una bicicleta con la que entró en meta.

Con los tiempos provisionales Quintana se situaba por delante de Froome, que perdía el liderato en favor de Adam Yates. Finalmente los comisarios de la carrera decidieron mantener el liderato del británico.

"Hemos vistos muchos desastres en el día de hoy, hemos llegado delante de Porte y de Froome después de ese percance que tuvieron y bueno al final no hemos perdido tiempo frente a ellos, que es lo más importante", dijo Quintana antes de conocer la decisión de los jueces.



En la nueva clasificación Froome vuelve al primer puesto, ahora con 47 segundos sobre Yates.

El holandés Bauke Mollema es tercero a 56 segundos y Quintana cuarto a 1 minuto y 1 segundo.

"Yo cuando he llegado ya estaban caídos, pienso que la mala organización, entre las motos y todo tienen la culpa, pero son circunstancias y situaciones de carrera que hemos sufrido todos", continuó.

Luego el colombiano se refirió a las difíciles condiciones, el fuerte viento que obligó a la organización a a situar la meta a 6 kilómetros de la cima del Mont Ventoux, como inicialmente estaba prevista.

"Fue un día muy duro, con mucho viento y mucha potencia, y hemos llegado bastante débiles a la subida", añadió.

"Son pocos segundos para lo que estaba Froome hace unos días y espero poder defenderlo bastante bien mañana en la contrarreloj", explicó sobre la cronometrada del viernes, sin saber que minutos después volvería a estar por detrás del británico en la general.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida