El colombiano Nairo Quintana, el gran ausente del Tour de Francia-2014

LEEDS (AFP). El colombiano Nairo Quintana, quien figuraba en los papeles entre los candidatos a imponerse en el Tour de Francia-2014, es la ausencia más notable de un pelotón que ha reunido a casi todos los mejores ciclistas del planeta, salvo algunas excepciones.

El colombiano de 24 años, segundo el año pasado (mejor escalador y mejor joven) en la Grande Boucle, optó, bajo el pedido de su equipo, gastar sus energías en el Giro de Italia, que ganó en la primavera boreal, dándole a su país la primera victoria en esa prestigiosa carrera.

El pedalero de Tunja, del equipo Movistar, entraba en los pronósticos para meterse en la lucha por el título junto al británico Chris Froome, defensor de la corona, y el español Alberto Contador, ganador en la ruta francesa en 2007 y 2009, pero su decisión de respetar la pauta de la formación española lo ha dejado sin piernas para el Tour.

En la lista de otros grandes ausentes también se destacan el australiano Cadel Evans, ganador del Tour de Francia en 2011, el colombiano Rigoberto Urán (segundo del Giro 2014) y el canadiense Ryder Hesjedal (primero del Giro en 2012), que optaron por correr la gran vuelta de Italia en lugar de la de Francia.

Con tan poco espacio temporal para reponerse, es casi imposible intentar un doblete Giro-Tour, así que han decidido bajarse de la edición 101 de la Grande Boucle.

En cambio, para otro laureado en la ronda gala, el británico Bradley Wiggins, el motivo ha sido diferente: su equipo Sky decidió poner todas sus fichas en defender la corona del inglés Chris Froome, evitando alguna guerra de egos que mine el clima de la formación y entrengando más gregarios al jefe de filas.

Lo mismo pasó con el velocista francés Nacer Bouhanni, quien debió dejar su lugar a Arnaud Démare, mientras que el escocés David Millar se quedó calentando el banco de suplentes.

Entre los especialistas de las clásicas, los belgas Tom Boonen y Philippe Gilbert han decidido renunciar al Tour para privilegiar las carreras de fin de año, entre las que está el Mundial de Ponferrada. Lo mismo que el irlandés Dan Martin, insuficientemente recuperado de su caída en el último Giro.

Por su parte, el checo Roman Kreuziger brilla por su ausencia debido a su pasaporte biológico (anomalías en el mismo el año pasado), mientras que el colombiano Carlos Betancur ha tenido todo tipo de complicaciones para decir presente: administrativas pero también de salud.

En cuanto al colombiano Sergio Henao y al estadounidense Taylor Phinney, que debían debutar en la ronda gala, sendas caídas los han marginado de la prueba faro del ciclismo mundial, que se corre del 5 al 27 de julio con salia en Leeds y meta final en París.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida