¿Se enfrentarán alguna vez Mayweather y Pacquiao?

LAS VEGAS (AP). Floyd Mayweather Jr. logró el espectáculo que quería el sábado, desde el momento en que entró al estadio con billetes falsos de 100 dólares flotando a su alrededor hasta que terminó de darle una paliza de 12 asaltos a Shane Mosley.

La pelea fue un gran negocio para él, ya que se llevó 22,5 millones de dólares tras su 41ra victoria seguida, pero no fue el combate que los fanáticos del boxeo ansían ver. Manny Pacquiao estaba muy lejos del cuadrilátero: se tomó un descanso de su campaña como candidato al parlamento filipino para ver el espectáculo por televisión.

¿Será que alguna vez se podrá ver a Mayweather y Pacquiao en el mismo ring?

Cuanto más hablaba Mayweather tras la pelea, menos probable parecía que eso pueda suceder.

"Si la pelea ocurre, ocurre", dijo el ganador. "No ando persiguiendo boxeadores".Mayweather no necesita perseguir a Pacquiao. El púgil más electrizante del boxeo parece tan dispuesto a pelear como a convertirse en legislador si gana el voto de la semana próxima.

En un mundo ideal, los dos astros se cruzarían en noviembre en la pelea con la bolsa más grande de la historia, que además serviría para probar que el boxeo no está muerto.

Lamentablemente, el boxeo está lejos de ser un mundo ideal.

Parece que Mayweather no sólo quiere ganar más dinero que ningún otro boxeador en la historia, sino que también quiere limpiar la imagen del deporte. Su exigencia de que haya exámenes de sangre, como en los combates olímpicos, descarriló la pelea con Pacquiao planeada para el 13 de marzo y, ahora que dominó a Mosley, parece más obstinado a sostener esa condición.

"Si Manny Pacquiao puede hacerse análisis de sangre y orina, entonces vamos a pelear", dijo. "Si no, no hay pelea".

El problema no es que el filipino no se deje hacer análisis sanguíneos. Es que no los quiere poco antes de la pelea porque cree que la extracción de sangre lo podría debilitar.

Por supuesto, eso no es cierto, pero esto no significa que Pacquiao intente esconder algo. El boxeo es también un enfrentamiento de mentes y el filipino no subiría al cuadrilátero si piensa que no está al 100%.

"Para mí, siempre que el análisis de drogas no se haga cerca de la pelea, lo aceptaré. Porque si me sacan sangre poco antes de la pelea, sería una desventaja para mí porque soy más pequeño y él es grande", dijo tras el combate del sábado a una radio de Manila.

Pacquiao quiere que los últimos análisis se hagan 24 días antes de la pelea y su promotor Bob Arum no parece inclinado a negociar.

"No voy a perder horas de sueño por esto", dijo Arum el domingo. "Lo que me preocupa ahora es que Manny gane la elección. Si la pelea no sucede, no sucede. No vamos a dejar que nos impongan condiciones".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.