Se firma acuerdo para regular la Fórmula Uno

LONDRES ( AP). El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, Max Mosley, firmó un nuevo Acuerdo Concorde, el documento que gobierna la Fórmula Uno, en un intento por restablecer la estabilidad en el deporte.

El acuerdo es un contrato entre la FIA, poseedor de los derechos comerciales de la F1, y los equipos participantes, y establece las bases sobre las cuales los equipos participan en el campeonato y comparten su éxito comercial.

Según una declaración emitida hoy sábado, el nuevo acuerdo rige hasta el 31 de diciembre del 2012.

La FIA dijo que Mosley, el controversial titular del organismo rector del automovilismo mundial, firmó el acuerdo el viernes por la noche después de haber sido aprobado por los 26 miembros de su Consejo Mundial del Automovilismo Deportivo.

Agregó que el nuevo acuerdo avizora un período de estabilidad para el campeonato mundial de F1 que parecía en peligro hace algunas semanas cuando muchos de los principales equipos amenazaron retirarse del certamen del 2010.

La declaración de hoy sábado dijo que el consejo aprobó además una serie ligeramente revisada de regulaciones técnicas para aplicar a partir del 2010, que fue aprobada por la FIA y las escuderías.

" El nuevo Acuerdo Concorde permite la continuación de los procedimientos del Acuerdo Concorde de 1998, con decisiones adoptadas por grupos de trabajo y comisiones, sobre las cuales todos los equipos tienen derecho al voto, antes de pasar al consejo para su ratificación", dijo la FIA.

" Asimismo, según se acordó en París el 24 de junio del 2009, los equipos han convenido un acuerdo de restricción de recursos que busca retrotraer los gastos a los niveles que prevalecían a principios de los años 90".

El exceso de gastos era el punto conflictivo entre la FIA y las escuderías después que Mosley intentó introducir medidas que de hecho equivalían a un tope de gastos.

Mosley ha estado buscando reducir costos desde la salida de Honda en diciembre, pero su propuesta de limitar los presupuestos a 60 millones de dólares para el 2010 ha provocado las críticas de la mayoría de los equipos que consideran esa cifra insuficiente.

La Asociación de Equipos de Fórmula Uno _integrada por ocho equipos importantes, incluyendo Ferrari y McLaren_ había amenazado formar su propia serie. La decisión de Mosley de no permanecer en el cargo cuando expire en octubre su período como presidente de la FIA pareció apaciguar a los equipos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.