"En mi vida me hubiera planteado llegar hasta aquí", dice Nadal

PARÍS, 8 junio 2014 (AFP) - El español Rafael Nadal, que este domingo ganó su noveno título de Roland Garros al derrotar al serbio Novak Djokovic en la final, declaró que nunca en su vida se había planteado que podría conquistar 14 torneos de Grand Slam.

"Estoy muy feliz por haber llegado a 14 porque sólo hay tres que lo han hecho. No me lo hubiera planteado jamás en mi vida llegar hasta aquí", señaló Nadal, que comentó que para él no es un objetivo alcanzar el récord de 18 grandes que tiene el suizo Roger Federer.

"Llegar a los 17 no es una motivación para mí, voy haciendo mi camino y contaremos cuando terminemos", añadió el español.

A continuación aprovechó para subrayar uno de sus récords: "Diez años seguidos ganando un Grand Slam, cada año tenemos cuatro oportunidades, por lo que mi carrera a nivel alto ha sido muy larga. Esto significa que durante muchos años he conseguido estar mentalmente al máximo".

Sobre la victoria de este domingo, por 3-6, 7-5, 6-2 y 6-4 en tres horas y 31 minutos, Nadal explicó que sufrió mucho físicamente.

"Es la final de Roland Garros en la que he sufrido más físicamente, sin duda. Había momentos en los que me sentía muy vacío, muy cansado, no sé lo que hubiera pasado en un quinto set, estaba muy mal, al límite", dijo el español sobre un partido que se jugó con mucho calor.

El mallorquín, en una multitudinaria rueda de prensa en la que compareció junto al trofeo, analizó el choque.

"Ganar el segundo set ha sido muy importante, sobre todo por el estado físico en el que estaba yo. A nivel de decisiones él llevaba el mando del partido en el primer set y luego, con errores o aciertos, lo llevé yo, tomando la decisión de jugar más agresivo", explicó.

Sobre la entrega de trofeos, en la que ambos jugadores lloraron ante la ovación del público de la cancha central, el español tuvo palabras de elogio para Djokovic.

"Son momentos emocionantes para todos. Él nunca ha ganado aquí, pero merece ganar Roland Garros por la regularidad en su carrera, es normal que se haya emocionado", dijo.

Nadal, especialmente emocionado cuando la leyenda sueca Bjorn Borg le entregó el trofeo y escuchó el himno español, explicó lo que sintió.

"Después del Abierto de Australia pasé momentos complicados, las derrotas las acepto bien, pero allí no pude competir (jugó con problemas en la espalda la final) en un partido que había preparado bien y me hacía ilusión", sostuvo sobre el inicio de su crisis.

"Después me quedé sin la energía interior con la que he acostumbrado a jugar en mi carrera y es verdad que estas últimas semanas la he vuelto a recuperar. He vuelto a jugar con intensidad, ilusión y fuerza interior", añadió.

Nadal también elogió a la afición francesa, que le animó durante toda la final: "El tenis aquí es un deporte muy grande y hace años que siento que el público está conmigo, que sabe apreciar mi pasión por este torneo y mi esfuerzo diario por el tenis".

Finalmente el mallorquín se refirió a la gira de hierba que comienza esta semana y a la prudencia que debe tener para no sufrir ninguna lesión.

"Ahora voy a empezar en Halle y luego Wimbledon. Tengo un poco de miedo porque desde que me lesioné en 2012 en Wimbledon la superficie que es peor para mi rodilla es la hierba. Pero voy a intentarlo con la mayor ilusión", señaló el campeón.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida