Los sueños de Barrondo y de Guatemala se esfumaron a tres km de la meta

MOSCÚ (AFP). El guatemalteco Erick Barrondo, plata en los Juegos de Londres-2012, vio como se le esfumaban de un golpe sus sueños de ofrecer a su país la primera medalla en un Mundial de atletismo al ser descalificado este domingo en Moscú-2013, a 3 km de la meta, cuando iba segundo.

El marchador de 22 años iba a la caza del ruso Aleksandr Ivanov, que era líder en ese momento, cuando fue descalificado.

A mitad de carrera, Barrondo era cuarto, a 13 segundos del japonés Yusuke Suzuki, en un nutrido pelotón liderado por los chinos Zhen Wang y Ding Chen, que iban delante del guatemalteco.

Pero el japonés fue cazado cuando se llevaban 48 minutos de prueba, poco antes del duodécima kilómetro y Ding Cheng, el campeón olímpico tomó la cabeza de la prueba, con Barrondo unos metros detrás.

Hacia el km 13, fue descalificado el chino Zhen Wang, bronce en Londres-2012 al recibir la tercera amonestación.

Ding Chen, de 21 años, Barrondo, de 22, y el ruso Aleksander Ivanov, de 20, subcampeón del mundo juvenil en 2012, formaron en ese momento un joven trío de cabeza.

Cuando se llevaban 58 minutos de carrera, Barrondo recibió una segunda amonestación, hacia el km 14, lo que le dejaba en desventaja respecto a sus rivales, que no tenían ninguna.

Poco después recibiría la tercera, de la que no se apercibió en un momento Barrondo que siguió marchando unos centenares de metros más a la par que Ivanov, antes de que un juez le advirtiera que no podía continuar.

Rigoberto Medina, entrenador cubano de Barrondo, había afirmado que su pupilo llegaba bien preparado.

"La esperanza es poder ganar y yo en lo particular preparo a mis atletas para ganar. Pero hay que recordar que esto es marcha, un evento de apreciación y por eso hemos trabajado bien, hemos mejorado la técnica", señaló a la AFP el entrenador de Barrondo, que quería evitar que su pupilo recibiera amonestaciones en la cita rusa.

Medina había puesto mucho énfasis en el movimiento de los brazos de Erick Barrondo, uno de los principales aspectos a trabajar en el marchador guatemalteco.

Barrondo estaba muy ilusionado con hacerlo bien en Moscú y superar el décimo puesto que obtuvo en el pasado Mundial de Daegu-2011.

Su ilusión era tal que había expresado sus ganas "hacer llorar de alegría" de nuevo a su país, tras la felicidad de Londres-2012.

El marchador guatemalteco había afirmado que su principal rival en la prueba del domingo era él mismo.

"En el Mundial solo tengo un rival, el más duro, se llama Erick Barrondo", afirmó antes de la cita rusa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida