Tras victoria de Packers, llega incertidumbre a la NFL

ARLINGTON, Texas (AP). Los Packers de Green Bay han vuelto a la cúspide de la NFL. ¿Y la misma liga? Bueno, nadie sabe con certeza si habrá una próxima temporada.

Comandados por el quarterback Aaron Rodgers, Green Bay derrotó 31-25 a los Steelers de Pittsburgh y conquistó su cuarto Super Bowl.

Fue otro emocionante desenlace para una temporada sensacional en de la NFL, pero esta vez, al bajarse el telón, no hay garantía de una nueva puesta en escena el próximo otoño.

Una disputa laboral entre jugadores millonarios y dueños aún más ricos podría paralizar la actividad de la liga profesional más popular de Norteamérica.

El contrato colectivo que le dio un éxito sin precedente a la NFL expira el 3 de marzo, y a menos que haya un acuerdo antes de esa fecha, los dueños amenazan con un paro patronal.

Sopesan lo impensable: la primera huelga desde 1987, la cancelación de la única forma de entretenimiento que, como lo muestran los índices de teleaudiencia, congrega al público en un país donde los hábitos de esparcimiento son cada vez más fragmentados.

"Para un deporte que está en el pináculo de su popularidad, autodestruirse por la falta de voluntad y creatividad para resolver problemas económicos será el pináculo de lo absurdo", dijo Leigh Steinberg, un agente de jugadores. "¿Quién quiere ser el que mate a la gallina de los huevos de oro?"

El espectáculo del domingo brindó otro ejemplo de por qué Estados Unidos ama tanto este juego.

Gracias a los pases precisos de Rodgers, los Packers se pusieron adelante 21-3 y parecía que todo estaba definido. Pero los Steelers, la franquicia más exitosa de la NFL con seis trofeos Vince Lombardi, no se dieron por vencidos.

Se acercaron a 28-25 al promediar el cuarto período y tenían la posesión de la pelota cuando estaban seis puntos atrás y necesitaban recorrer 87 yardas para ganar el partido.

Sólo hasta que Ben Roethlisberger lanzó tres pases incompletos consecutivos en el último minuto fue que se acabaron las esperanzas de los Steelers.

Los Packers llevaron así su cuarto trofeo Lombardi de regreso a Green Bay, y el primero desde 1997, cuando Brett Favre era su quarterback.

"Vince Lombardi vuelve a su casa en Green Bay", dijo el comisionado de la NFL Roger Goodell al entregar el trofeo, el cual lleva el nombre del legendario entrenador de los Packers.

¿Veremos esta clase de celebración de nuevo el próximo febrero?

Antes del juego, ambas partes dijeron que eso es lo que quieren. Pero no están de acuerdo en la manera de hacerlo.

Los dueños sostienen que es hora de darle más dinero a una liga que no ha tenido un nuevo proyecto de estadio en más de cinco años. También quieren una porción más grande de los alrededor de 9.000 millones de dólares en ingresos que registra la NFL, una nueva asignación de los salarios de los novatos y extender la temporada regular por dos juegos, con lo que sumarían 18.

Los jugadores creen que esos dos partidos extra aumentarán la posibilidad de lesiones y no quieren ceder ningún porcentaje de los ingresos, de los cuales una gran parte proviene de las televisoras, que en conjunto pagan cerca de 4.000 millones de dólares por transmitir la NFL.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.