El “camión-banco” lleva su servicio a las zonas rurales alemanas