Acuerdo entre EU y Panamá abre vía a otros pactos comerciales

WASHINGTON (AP). Un tratado de libre comercio con Panamá está listo para ser analizado por el Congreso, dijeron el martes funcionarios del gobierno estadounidense, quienes confiaron en que sea parte de una agenda comercial más grande que incluya también la aprobación de pactos largamente postergados con Corea del Sur y Colombia.

El gobierno ha señalado ya que quiere comenzar a trabajar con el Congreso para ratificar el tratado con Corea del Sur, y el progreso en el acuerdo con Panamá elimina otro obstáculo en lo que ha sido una lucha larga con los republicanos en el Legislativo sobre la política comercial.

Los republicanos han dicho que los tres tratados, suscritos por el gobierno del ex presidente George W. Bush, deben ser enviados al Congreso antes de que los legisladores puedan pronunciarse sobre cualquiera.

Colombia ha sido el más difícil de los tres por su historial de insuficiencias en materia de derechos laborales, pero este mes, los gobiernos de Washington y Bogotá accedieron a un plan de acción en materia de esas garantías de los trabajadores.

La vicerrepresentante comercial de Estados Unidos, Mariam Sapiro, en una entrevista telefónica con los reporteros, dijo que el gobierno del presidente Barack Obama estará atento al cumplimiento que se dé al plan de acción en Colombia durante las próximas semanas. Aunque no se comprometió con ningún plazo, Sapiro dijo que el acuerdo con Colombia "podría estar listo pronto para dar el siguiente paso".

El representante republicano Dave Camp, presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios en la cámara baja, que supervisa los asuntos comerciales, instó al gobierno a comenzar las negociaciones con el Congreso sobre los tres convenios pendientes, "de modo que el Congreso pueda considerarlos todos para el 1 de julio".

Como un primer paso, la Casa Blanca y el Congreso deben definir varios términos sobre la implementación de los acuerdos. Una vez que eso se logre, Obama los presentará formalmente al Congreso para su ratificación.

El último obstáculo en el acuerdo con Panamá quedó salvado esta semana, cuando el gobierno panameño firmó un acuerdo sobre transparencia en materia de impuestos, que dificultaría a los evasores el uso de bancos del país latinoamericano como paraísos fiscales. El presidente panameño Ricardo Martinelli tiene previsto reunirse en Washington con Obama, la semana próxima, para discutir el tema comercial.

Aunque Panamá no es un gran socio comercial, pues exportó sólo 300 millones de dólares a Estados Unidos en el 2009 mientras que importó 4.400 millones de dólares en productos estadounidenses, Sapiro dijo que el tratado de libre comercio levantaría de inmediato los aranceles para el 87% de los productos industriales y de consumo norteamericanos, y para 56% de los productos agrícolas.

Añadió que el acuerdo también facilitaría a las empresas estadounidenses la participación en más de 5.000 millones de dólares en inversiones, mientras se amplía el Canal de Panamá.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes