Acuerdos corporativos llegan a niveles récord

Más adquisiciones "impactantes" podrían ocurrir en el próximo año mientras las empresas aprovechan un periodo de mejoramiento en el crecimiento económico y financiamiento barato.

Esa es la conclusión de la consultora de empresas EY, que dice que el valor de los acuerdos de compras anunciados en la primera mitad de 2014 llegó a su nivel más alto desde el final de los años de bonanza en 2007.

En su primera actualización semestral sobre la actividad en las empresas, EY dijo el jueves que el valor de los acuerdos aumentó 50% con respecto al mismo periodo un año antes a 1,7 billones de dólares. Desde que surgió la crisis financiera mundial, que frenó a las empresas, los valores de los acuerdos no habían sido tan altos.

Las grandes fusiones y adquisiciones habían brillado por su ausencia en los últimos años pues las empresas se dedicaron a guardar dinero para sus reservas ante las tormentas económicas. Buscar fusiones y adquisiciones era una consideración muy secundaria para las juntas directivas en el mundo.

Las cifras más recientes de EY confirman que los cambios se están dando. Del acuerdo de 67.000 millones entre Comcast y Time Warner, y el de 67.000 millones de AT&T con DirecTV, al manejo agresivo de Valeant Pharmaceuticals por 55.000 millones para la fabricante de botox Allergan, los últimos meses han tenido mucha actividad corporativa con cifras de alto valor. Incluso Facebook anunció su mayor adquisición con una compra de 19.000 millones por WhatsApp.

EY, que recabó datos de Dealogic, dijo que en los próximos seis a 12 meses podrían proporcionar "la ventana ideal de oportunidad" para que las empresas lleguen a más acuerdos. Dijo que las valuaciones altas, las tasas de interés bajas y el crédito barato, así como los altos niveles de efectivo acumulados durante los años de la crisis han creado un ambiente favorable para lograr acuerdos.

Pero esas condiciones podrían desaparecer cuando los bancos centrales más importantes comiencen a aumentar sus tasas de interés mientras la economía mundial aumenta su ritmo. En Estados Unidos se espera que las tasas comiencen a subir en 2015, lo que podría incrementar el costo de financiar acuerdos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes